Rollitos de canela con pasas

Ayer estrené mi libro nuevo de repostería!!! 🙂 … y no se me ocurrió otra cosa que intentar algo que nunca antes había hecho: ¡una receta con masa de pan!… sí, sí, de esas que llevan levadura de panadería y que implican amasar y amasar…y dejar que la masa crezca… y volver a amasar, …vamos, una tardecita entretenida 🙂

El resultado final, al menos en cuanto al aspecto se refiere, se parece bastante al de la foto, lo del sabor ya no lo puedo valorar porque nunca he probado los de Williams-Sonoma. En eso van a tener que ayudarme mis “probadores/as oficiales” :)… Necesito feedback!, ¿qué opináis de los rollitos?…

Ingredientes:

60 ml de agua templada

125 g de azúcar

6 g de levadura de panadería

15 g de mantequilla a temperatura ambiente

625 g de harina

1 cucharadita de sal

2 yemas de huevo

250 ml de leche templada

330 g de azúcar moreno

90 g de mantequilla derretida

155 g de caramelo líquido

2 cucharaditas de canela

90 g de uvas pasas (dejarlas en agua templada durante 15 min y secarlas antes de su uso)

Método:

1. Echar el agua templada en un pequeño bol, añadir un cucharadita de azúcar y disolverla. Espolvorear la levadura por encima y dejar reposar durante 2 min. Mezclar y dejar reposar de nuevo unos 5 min. Se formará una espumilla que se debe a la activación de la levadura.

2. En un bol grande mezclar 545 g de harina, 125 g de azúcar y la sal. Hacer un hueco en el centro y añadir la mezcla de levadura del punto 1. Mezclar lentamente hasta conseguir una masa que no se pegue (al menos no demasiado 🙂) y a la que se le pueda dar forma de bola.

3. Sacar la bola de masa del bol y amasarla sobre una superficie lisa y enharinada y usar la harina restante para ir espolvoreando la masa. Seguir amasando hasta conseguir una masa elástica y que no se pegue (unos 10 min aprox.)

4. Untar con la mantequilla a temperatura ambiente el interior de un bol grande y colocar en él la bola de masa del punto 3. Tapar con un trapo de cocina y dejar en una zona templada y lejos de corrientes de aire durante aproximadamente 1 hora y media, hasta que doble su volumen.

5. En otro bol mezclar 185 g de azúcar moreno, 30 g de mantequilla derretida y 155 g de caramelo líquido.

6. Repartir la mezcla del punto 5 entre dos moldes redondos. Los moldes deben de ser de unos 23 cm de diámetro y 8 cm de alto y mejor si no son desmontables, ¿por qué?… para evitar tener el horno en remojo dos días intentando quitar la maldita costra de caramelo quemado que se le ha quedado en el fondo :)… La mezcla de caramelo con el calor se vuelve completamente líquida y, si el molde es desmontable, se cuela por la ranura que hay entre el fondo y el lateral. Si los únicos que tenéis son desmontables usad una bandeja o papel de cocina para evitar al menos pringar el horno.

7. En un bol mezclar el azúcar moreno restante (145 g) y la canela

8. Una vez la masa haya crecido, trasladarla a una superficie lisa y enharinada y extendedla con un rodillo hasta tener un rectángulo de aproximadamente 45 x 25 cm

9. Untar con unos 30 g de la mantequilla derretida, repartir las pasas por toda la superficie presionando ligeramente para que queden pegadas y espolvorear con la mezcla de azúcar y canela.

10. Enrollar la masa empezando por el lado más largo y cortar rollitos de unos 2-3 cm, descartando los trozos del principio y del final. Deben quedar unos 14 rollitos.

11. Colocar un rollito en el centro de uno de los moldes del punto 6 y repartir otros 6 alrededor. Hacer lo mismo con el otro molde. Cubrir los boles y dejar reposar durante 45-60 min aproximadamente para que crezcan. He de reconocer que llegado este punto a mí no me crecieron mucho, la verdad, supongo que será una cuestión de levadura.

12. Usar la mantequilla derretida restante (unos 30 g) para untar los rollitos por encima. Meter los moldes en el horno precalentado a 180 ºC unos 30 minutos. A no ser que tengáis un horno estupendísimo que caliente igual en todos los puntos, os recomiendo que a los 15 minutos intercambiéis los moldes para que los dos reciban el mismo calor.

“Pero estos rollitos me quedan demasiado juntos, a nada que crezcan se me van a pegar todos!… seguro que he hecho algo mal”… Eso es lo que se me pasó a mí por la cabeza llegado este momento… calma, esa es la idea, los rollitos van a crecer hasta cubrir todo el molde y se van a pegar unos a otros, pero luego se separan con mucha facilidad, no os preocupéis.

13. Sacar los moldes del horno, colocar una rejilla encima y darles la vuelta (como si fuera un flan 🙂 ). Dejar enfriar y separar los rollitos.

LISTO!! … ¿Muy largo?, sí, es cierto, pero la mayor parte del tiempo se pasa en esperar que la masa crezca, por lo demás no es difícil. 🙂

Anuncios

Más regalitos…! :)

Esto de no respetar las fechas de obligado intercambio de regalos con tu pareja: navidades, reyes, día de los enamorados,… es una maravilla 🙂 … ¿Por qué? Pues porque acabas recibiendo sorpresitas cuando menos te las esperas…

No os voy a decir que este estupendo libro de repostería de Williams-Sonoma que me regaló ayer haya sido idea suya, … de vez en cuando hay que ir dejando caer “sugerencias sutiles” sobre lo interesante que es tal o cual cosa… 🙂 En cualquier caso no deja de ser una sorpresa, porque nunca sabes qué es lo que va a tocar, ni cuándo 🙂

Éste era uno de los principales candidatos a formar parte de mi biblioteca repostera,… bueno, hablemos con propiedad, era uno de los principales candidatos a iniciar mi biblioteca repostera 🙂 … y desde ayer, es el primer y único libro de repostería que tengo, por ahora…

La idea la saqué del blog de Bea Roque: El Rincón de Bea, lo consulto a menudo y la verdad es que tiene unas recetas geniales y muy bien explicadas. En una de sus entradas hablaba de libros de repostería interesantes, y he aquí uno de ellos 🙂

Buscando por internet a veces es difícil decidirse por un libro, porque la verdad no te cuentan demasiado sobre ellos. En el caso de los de repostería echo de menos alguna que otra foto, los apartados que tiene,… en fin, la información que podrías obtener ojeándolo en una librería. Por eso he creído que sería buena idea subir algunas fotos y contaros un poco cómo es este libro 🙂

Está compuesto de 8 apartados, que al parecer recopilan otros tantos libros del mismo autor:

Cookies&Bars: galletas, pastas de almendra, de chocolate,… y los típicos muñecos de jenjibre!… sí, como el de Shrek! 🙂

Muffins&Quick Breads: No sólo dulces, si no también salados, como los muffins de calabacín y los de tomate y queso de cabra :O 🙂

Coffee Cakes&Biscuits: bollos de crema con grosella, de arándanos con naranja,…

Cakes&Tortes: pastel de manzana y canela, de jenjibre, charlotte de frambuesas,…

Pies&Tarts: tarta de limón y merengue, de higos, de calabaza,…

Yeastes Breads: Esta parte me ha sorprendido, no sabía que vinieran panes y la verdad es que tienen una pinta estupenda: pan dulce de pasas, de canela, brioches!! 🙂

Fruit Desserts: puding de caquis, tarta de ciruelas,…

Custards&Egg Dishes: Suflés de manzana, de queso,…

Cada receta viene en una página, con la foto del producto acabado y un detalle que me encanta: en el margen siempre hay algún truco o información referente a la receta. Por ejemplo en una receta de muffins de arándanos te habla de los distintos tipos de arándanos que hay, en otra de bizcocho de explica como batir la nata para que monte bien,…

En las últimas páginas hay una serie de recetas básicas: masa para tartas, buttercream de vainilla, de chocolate, crema inglesa,… Es muy interesante, pero en esta parte no aparecen fotos y creo que deberían de incluirlas para ver el resultado final y hacerlo más ameno.

Finalmente hay 9 páginas con consejos y técnicas de repostería… muy pocas para mi gusto 🙂

La idea está muy bien, hay fotos de cómo se hace una base de masa para tartas, o de como se trabaja la masa para el pan, pero yo ampliaría esta sección. Hay truquillos de los profesionales que a los aficionadillos nos alegrarían la existencia… vale, sí, al final los acabas descubriendo… pero seguro que después de muchos kilos de azúcar y de harina gastados que habrán ido a parar inexorablemente a la barriga de tu novio… por la salud de nuestros respectivos:  ¡¡Necesitamos esos trucos!

Casi se me olvida: las recetas vienen en medidas americanas pero… ¡también en sistema métrico!… buen detalle, sí señor 🙂

Pues hasta aquí puedo leer, que diría la Gómez Kemp:)… Ahora sólo queda empezar a poner en práctica las recetas…