Galletas de chocolate y café

¿Tus solitarios vasos de leche sueñan con platos repletos de galletas de chocolate? 🙂

Pues eso, que ayer me dio “mono” de galletas y decidí retomar una antigua receta y remodelarla un poco para añadirle un toque diferente,… y salió bien! No os creáis, este tipo de experimentos no siempre funcionan, a veces parece perfecto en tu cabeza pero a la hora de ponerlo en práctica acabas teniendo algo muy diferente 🙂

Ingredientes:

325g de chocolate negro (mínimo 70%)

150g de harina

30g de cacao (cacao para repostería)

1 cucharilla de bicarbonato sódico

1 cucharilla de café expreso

1/2 cucharilla de sal

1 cucharilla de extracto de vainilla

125g de mantequilla

125g de azúcar

1 huevo (frío de la nevera)

a

Método:

1. Precalentar el horno a 170ºC .

2. Derretir 125 g de chocolate en el microondas o al baño maría. El resto del chocolate lo cortamos con un cuchillo en trozos más bien grandotes. También se podrían usar chips de chocolate, da menos trabajo pero la verdad es que están más buenas con el chocolate cortado, tanto en apariencia como en sabor.

3.En un bol mezclar la mantequilla (a temperatura ambiente) con el azúcar hasta tener una pasta con una apariencia esponjosa.

4. A continuación añadir el chocolate derretido, el huevo y el extracto de vainilla y mezclar.

5. Mezclar en otro bol la harina, el cacao, el bicarbonato, el café  y la sal y añadirlo poco a poco a la mezcla anterior. 

6. Añadir los trozos de chocolate y remover bien para repartirlos por toda la masa.

7. Colocar papel de hornear sobre la bandeja y repartir encima bolitas de la masa anterior. A la hora de repartirlas dejad algo de espacio entre ellas porque con el calor se aplanan y se extienden un poco hacia los lados.

8. Meter en el horno durante aproximadamente 20 minutos

El tamaño va a gusto de cada uno, pero con esta cantidad de masa a mí me salieron unas 2 docenas de galletas.

Son muy fáciles de hacer y están buenísimas. Si el café no os convence no os preocupéis, las galletas saben básicamente a chocolate, no distinguiríais el sabor del café si no supierais que lo lleva, pero sí les da un regusto especial que no tienen sin él 🙂

Cupcakes de manzana asada

¡Qué frío hace….!  Y no lo digo por decir, ya se está empezando a notar que vivimos en el norte,… no me entendáis mal, me gusta el frío y la verdad es que casi siempre he vivido en el norte, pero está claro que no es lo mismo el norte de España que el norte de Francia 🙂

¿Y qué se hace en las frías tardes de otoño en las que no te apetece ni sacar la nariz por la ventana?… ¡Pastelear!: pasteles, bizcochos, cupcakes,… lo que sea con tal de que se adapte a la temporada en la que estamos, así que me he decidido por las manzanas… y es que, ¿qué hay más otoñal que el olor de las manzanas asadas? 🙂 La base de la receta de hoy es precisamente esa: las manzanas asadas, pero no asadas de cualquier manera… La semana pasada encontré una receta deliciosa para asar manzanas, así que vamos a empezar con ella:

MANZANAS ASADAS

Mezclar 50 g de mantequilla a temperatura ambiente con 40 g de harina, 75 g de azúcar moreno, 1 cucharadita de canela y media de sal. La mezcla debe hacerse con las manos integrando bien la mantequilla con el resto de los ingredientes. Como toque final se pueden añadir unas nueces o almendras troceadas, a gusto del consumidor.

Poner 4 manzanas, a las que les habremos quitado el corazón, en una fuente de horno y añadir la mezcla anterior rellenando el centro de las manzanas y dejando el resto encima. Cubrir el fondo de la fuente con agua y meter al horno precalentado a 180ºC durante unos 30-40 min.

Simplemente deliciosas!, si os decidís a hacerlas dudo que sobre ninguna para preparar los cupcakes :), pero la idea es reservar dos para la siguiente receta…

CUPCAKES DE MANZANA ASADA

Ingredientes:

120 g de mantequilla a temperatura ambiente

220 g de azúcar

270 g de harina

150 ml de leche

2 huevos (opcionales, he probado la receta sin ellos y funciona perfectamente, así que si alguien no puede/quiere añadirlos puede)

1 1/2 cucharadita de levadura

2 cucharaditas de canela

2 manzanas asadas sin piel (las que tenemos de la receta anterior) que habremos batido previamente para conseguir un puré

Método:

1. Precalentar el horno a 160ºC

3. Añadir los huevos uno a uno batiendo hasta que se incorporen.2. Batir la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una mezcla homogénea y cremosa.

5. Incorporar la harina mezclada con la levadura y la canela, en tres adiciones, intercalándola con la leche sin dejar de mezclar.

6. Añadir el puré de manzanas asadas a la mezcla anterior e incorporarlo bien

7. Añadir una cucharada de la mezcla a cada uno de los moldes de cupcake, colocar 4 o 5 pequeños trozos de manzana y rellenar el molde hasta aprox. 2/3 de su capacidad

8. Hornear durante unos 25-30 min

¡Cupcakes listos!

Cuando salen del horno huelen que alimentan, de hecho tienen un olor muy parecido a las manzanas asadas y los trozos de manzana en el interior le dan un toque estupendo.

¿Os estáis preguntando qué demonios he usado esta vez como mesa para las fotos?… Sí, está claro que se trata de un encerado de pizarra, pero ¿os habéis dado cuenta de lo rugosísimo que es?… Me lo fabriqué yo con una tabla y pintura de pizarra…podría decir que lo hice así a posta, para darle un carácter rústico… pero la verdad es que simplemente no sé pintar 🙂

Cupcakes de castaña…

Cómo me gusta el otoño!!… La verdad es que ya llevo unos días viendo los puestos de castañas asadas por la calle y me empezaban a apetecer, así que he decidido comprarme unas poquitas en el Carrefour (a 7,90 €/ Kg 🙂 ) y me he puesto manos a la obra. Después de rebuscar por internet encontré un par de recetas que tenían buena pinta, como suelo hacer,  tomé un poquito de esta y algo de la otra y aquí tenéis el resultado…

Ninguno de mis platos me parecía lo suficientemente rústico para presentar unos cupcakes de castaña, así que al final me decidí por el reloj de la cocina 🙂

Ingredientes:

CUPCAKES.
  • 120 g de harina
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 110 g de mantequilla
  • 100 g de azúcar blanco
  • 100 g de azúcar moreno
  • 2 huevos (a temperatura ambiente)
  • 100 g de puré de castañas. Cocer 150 g de castañas peladas en 80 ml de leche unos 10 minutos, hasta que las castañas estén tiernas y triturarlas (con esto salen unos 200 g de puré)
  • 125 ml de buttermilk. Si no podéis conseguirla os doy un sustituto que nos puede servir: 125 ml de leche entera + 1/2 cucharada de vinagre blanco, mezclar y dejar reposar durante unos 15 minutos
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
 BUTTERCREAM.
  • 250 ml de leche entera
  • 40-50 g de harina (sobre unas 5 cucharadas)
  • 200 g de azúcar
  • 220 g de mantequilla
  • Chocolate de cobertura

Método:

CUPCAKES.

1. Precalentar el horno a 175ºC

2. Mezclar en un bol la harina y el bicarbonato sódico.

3. Preparar la  buttermilk y añadirle la vainilla.

4. En un bol grande batir la mantequilla, añadir el azúcar blanco y el moreno y seguir batiendo hasta conseguir una mezcla esponjosa. Añadir los huevos, uno a uno, mezclando bien uno antes de echar el siguiente. Incorporar el puré de castañas y mezclar.

5. Añadir a la mezcla anterior la mezcla del punto 2 poco a poco, alternando con la buttermilk.

6. Repartir entre los moldes de papel, llenándolos hasta unos 2/3 de su capacidad.

7. Honear durante unos 20-25 minutos.

 BUTTERCREAM.

1. Disolver la harina en la leche y poner a fuego medio. Calentar, revolviendo con una varilla, hasta obtener una masa espesa.

2. Añadir el azúcar y calentar al baño María hasta que esté disuelto y dejar enfriar. Una vez frío, añadir la vainilla

3. Batir la mantequilla y añadir la mezcla anterior. Seguir batiendo hasta conseguir una masa homogénea.

4. Untar el interior de la manga pastelera con chocolate derretido.

5. Llenar la manga con la buttercream y decorar a gusto. Esperar a que la buttercream esté fría para poder manejarla mejor.

Una sugerencia: reservar algunas castañas cocidas, deshacerlas con los dedos (no triturarlas) y añadírselas a la masa final. Es una idea que se me ocurrió cuando ya estaban en el horno y que seguro que les da aún más sabor.

A disfrutarlas… 🙂

Red fruits tart

(Go to spanish version)

I´m here again and I´m experimenting new things … all right, I haven´t made any exotic dish from a distant land with a secret recipe handed down from generation to generation … no, it´s only a red fruits tart, I think that one of the most common kinds of tart, but for me this is the first 🙂

I’ve also used an ingredient that  I hadn´t employed ever before, and in principle, I didn´t have much hope of it: frozen berries … Why? …, because they are much cheaper than fresh and because the frozen company where I bought them are famous here in Paris and I think in France in general. They have everything, including meals prepared… and I mean things like “scallop dish with shrimp cream sauce and vegetables” and other stuffs like that… I have to try it one day 🙂

The fact is that the red fruits turned out to be a pleasant surprise … all right, I’m not going to cheat, I wouldn´t use them to make a fruit salad but they are perfect to include them in a tart, and the best thing: they aren´t bland !  On the contrary they have given an amazing flavor to the cake!

Ingredients:

85 g butter

190 g flour

1 1/2 teaspoon baking powder

1/2 teaspoon salt

175 g sugar

1 egg

120 ml milk

1 teaspoon vanilla extract

400 g of red fruits (blackberries, raspberries, cherries, strawberries, blueberries, … whatever you want!) If you want you can use fresh fruit, but if you can not because of the price or because they are out of season, … don´t doubt it, use frozen fruits!

Método:

1. Preheat oven to 160 ° C

2. Mix in a bowl flour, baking powder and salt.

3. Beat butter with sugar until the mixture is smooth and creamy.

4. Add milk, egg and vanilla  to the above mixture and mix well.

5. Incorporate the mixture of point 2 gradually and beat until the dough is smooth.

6. Pour the mixture into a pie pan (diameter about 25 cm) previously buttered.

7. Bake for about 50-60 minutes.

Easy, right?… So, get to work!… With your permission … I´m going to try it!! 🙂

Tarta de frutos rojos

(Go to english version)

Vuelta de vacaciones y a experimentar cosas nuevas… a ver, no es que haya hecho ningún plato exótico de un país lejano con una receta secreta transmitida de generación en generación… no, una tarta de frutos rojos creo que es de lo más común en cuanto a tartas se refiere, pero, para mí es la primera 🙂 Además he usado un ingrediente que no había empleado nunca y en el que, en principio, no tenía demasiadas expectativas: frutos rojos congelados… ¿Por qué? -preguntaréis, pues porque son mucho más baratos que frescos y porque la empresa de congelados en cuestión tiene mucho prestigio aquí en París y creo que en Francia en general. Tienen de todo, incluídas comidas preparadas… y me refiero a cosas como: “Plato de vieiras con gambas a la salsa cremosa de verduras” y cosas por el estilo, que, por lo que me han contado, sabe casi, casi como recién hecho.

El caso es que los frutos rojos en cuestión resultaron ser una grata sorpresa… a ver, no os voy a engañar, no los usaría para hacer una ensalada de frutas pero para incluirlos en una tarta y cocinarlos son perfectos y lo mejor: no son insípidos! :), al contrario le han dado un sabor a la tarta… increible!

Ingredientes:

85 g de mantequilla

190 g de harina

1 cucharadita y media de levadura química

1/2 cucharadita de sal

175 g de azúcar

1 huevo

120 ml de leche

1 cucharadita de extracto de vainilla

400 g de frutos rojos (mezclad lo que más os guste: moras, frambuesas, cerezas, fresas, arándanos,…) Si podéis frescos, pero si no podéis por precio o porque no es temporada,… no hay excusas que valgan, a los congelados!

Método:

1. Precalentar el horno a 160ºC

2. Mezclar en un bol la harina, la levadura y la sal.

3. Batir la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una mezcla homogénea y cremosa.

4. Añadir a la mezcla anterior la leche, el huevo y la vainilla y mezclar.

5. Incorporar la mezcla del punto 2 poco a poco y batir hasta obtener una masa homogénea.

6. Vaciar la masa en un molde para tartas de unos 25 cm de diámetro que habremos untado previamente con mantequilla para evitar que se pegue. Añadir los frutos por encima de la masa.

7. Hornear durante unos 50-60 minutos.

Sencillita ¿verdad?, pues nada, poneros a ello y ya me contaréis cuánto dura viva la tartita :). Yo, con vuestro permiso…

Banana bread with walnuts… and chocolate… and orange… :)

(Go to spanish version)

“This woman has gone mad,… so long without posting recipes and now she has thought of putting all the ingredients in the same recipe.”

Firstly I also thought it would be too much for a single bread, but I decided not to take away or put anything. Finally I made the recipe as I found it,  and the truth is that the result is more than good , amazingly  good :) I found the recipe in the blog of Loreto, Sabores de colores.

“But… is this a bread? …” Not really, you don´t have to use yeast or let the dough rise … or any of the other things that you need to do for preparing bread. Anyway,  it isn´t an common cake, the mass is more dense and the, the next day (if you still have any) is less fluffy, more consistent …

Ingredients:

250 g flour

150 g sugar

1 teaspoon baking powder

1/2 teaspoon baking soda

Pinch of salt

100 g cold butter

50 g chopped nuts (I went too far and at the end I put 80 g … to taste)

60 g of black chocolate, chopped

2 eggs

1 tablespoon orange juice

1 teaspoon vanilla extract (or vanilla pod if you don´t have extract)

275 g of bananas (about 3 large bananas)

60 g of diced candied orange. If you don´t like the candied orange you can made the bread without it, but I recommend to use it. Personally, I don´t like candied fruit but in this recipe it gives a wonderful flavor to the bread … you have to try it!

Method:

 1. Preheat oven to 180 º C

 2. Mix in a bowl flour, baking soda, baking powder, salt, and sift the mixture.

3. Add sugar to the previous mixture and add also butter cut into cubes. Mix with your fingers, until dough is smooth and sandy (I had never done it this way but it’s a fun way, I love to work with hands :) ) Finally add nuts and chocolate (to chop the chocolate is a good idea to put it before in the fridge for a while, so, it doesn´t melt as quickly and it´s easier to chop)

4. In another bowl beat eggs and add orange juice and vanilla essence.

5. Mash bananas with a fork and incorporate them the mixture of point 4, add also candied orange and mix well.

  • Candied orange is very easy to do and it´s better than purchased … We only need the skin of an orange, sugar and water. Withdraw the maximum amount of white part of orange skin, cut into cubes and put it in a            saucepan with about 50 ml of water and 50 g of sugar (if the pot is very large and the water doesn´t cover the skin orange, add more water and more sugar, preserving the ratio). Let simmer until skin is tender.

6. Add this mixture to the one of the point 3 and mix until all ingredients are uniformly distributed.

7. To bake you can use a loaf mold (as I did) or small individual muffin molds. In the first case you will need  40-45 minutes, in the second case it will be enough with 20-25 minutes. In any case, as always, it  will be done when a small stick  inserted in center comes out clean. Be careful,  The chocolate will stain the stick even if the cake is done, because the chocolate will always be melted.

It seems we must wait until bread is cool to sink ones teeth into it … honestly, it smells so good when you take it out of the oven that I doubt you can wait :)

Pan de plátano con nueces… y con chocolate… y con naranja… :)

(Go to english version)

“Esta mujer se ha vuelto loca” -diréis- “…tanto tiempo sin publicar recetas y ahora se le ha ocurrido meter todos los ingredientes en la misma.”

La verdad es que a primera vista a mí también me pareció que iban a ser demasiadas cosas para un sólo pan, pero decidí no quitarle ni ponerle nada, hacerlo tal y como me encontré la receta y la verdad es que el resultado está más que bueno, buenisíiiiiisimo 🙂 La receta la encontré en el blog de Loreto de Sabores de colores.

“Pero, ¿esto es un pan?…” No realmente, no hay levadura de panadería de por medio ni es necesario dejar subir la masa,… ni ninguna de las demás cosas que se hacen con los panes, pero tampoco es un bizcocho al uso, la masa es más densa y la textura, al día siguiente (si es que llega) es menos mullida, más consistente… Qué mal me explico :)… lo mejor va a ser que lo hagáis y lo comprobéis por vosotros mismos.

Ingredientes:

250 g de harina

150 g de azúcar

1 cucharadita de levadura química

1/2 cucharadita de bicarbonato sódico

Una pizca de sal

100 g de mantequilla fría

50 g de nueces picadas (yo me pasé y al final fueron 80 g…al gusto)

60 g de chocolate negro picado

2 huevos

1 cucharada sopera de zumo de naranja

1 cucharadita de extracto de vainilla (o una ramita de vainilla si no tenéis extracto)

275 g de plátanos (sobre 3 plátanos grandes)

60 g de naranja confitada en cuadritos. A quien no le guste la naranja confitada puede no usarla, pero os recomiendo que se la añadáis, a mí personalmente la fruta confitada no es que me entusiasme (por decirlo finamente) y estuve a punto de no echársela, pero al final decidí no cambiar nada y fue un acierto, dentro de bizcocho da un sabor… probadla

Método:

1. Precalentar el horno a 180ºC

2. Mezclar en un bol la harina, el bicarbonato sódico, la levadura, la sal y tamizar la mezcla.

3. Añadir el azúcar a la mezcla anterior y la mantequilla cortada en cubos. Mezclar deshaciendo la mantequilla con los dedos, hasta obtener una masa arenosa y homogénea (nunca había hecho esto así pero es un método divertido, me encanta amasar con las manos :)) Finalmente mezclar con las nueces y el chocolate (para picar el chocolate es buena idea meterlo antes en la nevera durante un rato, con esto conseguimos que no se derrita tan pronto y que sea más fácil de trocear)

4. En otro bol batir los huevos y añadir el zumo de naranja y la esencia de vainilla.

5. Machacar los plátanos con ayuda de un tenedor, incorporarlos a la mezcla del punto 4, añadir también la naranja confitada y mezclar bien.

  • La naranja confitada es muy fácil de hacer y queda mucho más rica que comprada… Sólo necesitamos la piel de una naranja, azúcar y agua. Retiramos la máxima cantidad posible de parte blanca de la piel de la naranja, la cortamos en cuadraditos y la ponemos en una cazuela con unos 50 ml de agua y 50 g de azúcar (si el cazo es muy grande y el agua no cubre la piel de la naranja añadir más agua y más azúcar, conservando la proporción). Dejamos cocer a fuego lento hasta que reduzca el agua y la piel esté tierna

6. Añadir esta última mezcla a la del punto 3 y mezclar hasta que todos los ingredientes estén uniformemente repartidos

7. Para hornear podemos usar un molde alargado (como yo hice) o pequeños moldes individuales tipo muffin. En el primer caso necesitaremos unos 40-45 minutos de horno, en el segundo serán suficientes 20-25 minutos. En cualquier caso, como siempre, estará hecho cuando al pinchar un palillo éste salga limpio. Ojo! El palillo saldrá manchado de chocolate aún cuando el bizcocho esté hecho, porque el chocolate va a estar siempre derretido.

Por lo que parece hay que esperar a que se enfríe para hincarle el diente… sinceramente, huele tan bien cuando lo sacas del horno que dudo que podáis hacerlo, yo por mi parte y con vuestro permiso, voy a por él… 🙂

Tarta de chocolate y café con relleno de Oreo

He de reconocer que no las tenía todas conmigo cuando decidí hacer esta tarta, eso del café no me acababa de convencer… nunca había añadido tanto a una receta y no quería que su sabor fuera el predominante.

Una vez visto el resultado creo que voy a empezar a echar café a todo lo que haga :D… al menos a todo lo que lleve chocolate, es increible como intensifica su sabor y hace que el bizcocho quede menos seco, más jugoso, vamos, todo un descubrimiento.

Bueno, no me enrollo más que ya es muy tarde y prometí que hoy colgaba la receta, que la disfrutéis…

Ingredientes:

Para el bizcocho:

240 g de harina (2 cups)

400 g de azúcar (2 cups)

95 g de cacao (1 cup)

6 g de bicarbonato sódico (1 tsp)

4 g de levadura (1 tsp)

6 g de sal (1 tsp)

2 huevos batidos

125 ml de aceite vegetal (1/2 cup)

250 ml de leche entera (1 cup)

250 ml de café caliente (1cup)

Para la buttercream:

250 ml de leche entera (1 cup)

38 g de harina (5 Tbsp)

5 ml de vainilla (1 tsp). Se puede añadir más si se quiere un sabor más intenso, a gusto del consumidor 🙂

200 g de azúcar glass (1 cup)

226 g de mantequilla (1 cup)

6 o 7 galletas Oreo machacadas (sin el relleno)

Para la cobertura:

190 ml de nata (3/4 cup)

56 g de mantequilla (1/4 cup)

150 g de chocolate para fundir (3/4 cup). He descubierto que las pepitas de chocolate son lo mejor para fundir (más vale tarde que nunca :))pero también se puede usar chocolate en tableta.

Método:

Preparación del bizcocho:

1. Precalentar el horno a 170 ºC

2. Engrasar dos moldes de unos 18 cm de diámetro y empolvar con harina o cacao (yo sólo tenía uno así que hice dos hornadas). Se podría hacer un solo bizcocho y dividirlo pero quedaría una tarta más baja.

3. En un bol grande mezclar todos los ingredientes secos: harina, azúcar, cacao, bicarbonato sódico, levadura y sal

4. En otro bol mezclar los huevos batidos, el aceite y la leche.

5. Añadir la mezcla anterior a la de ingredientes secos, batiendo hasta conseguir un resultado homogéneo.

6. Por último, añadir el café caliente y mezclar.

7. Dividir la mezcla entre los dos moldes y hornear durante unos 45 min.

8. Dejar enfriar un poco y desmoldar. Nivelar la parte superior cortando la caperuza que hayan hecho los bizcochos al crecer.

Preparación de la buttercream:

1. Disolver la harina en la leche y poner a fuego medio. Calentar, revolviendo con una varilla, hasta obtener una masa espesa.

2. Añadir el azúcar y calentar al baño María hasta que esté disuelto y dejar enfriar. Una vez frío, añadir la vainilla. La receta original añade el azúcar al final, con la mantequilla, pero haciéndolo así conseguimos que no se noten los granos.

3. Batir la mantequilla y añadir la mezcla anterior. Seguir batiendo hasta conseguir una masa homogénea.

Preparación de la cobertura:

1. Calentar la nata y la mantequilla a fuego lento.

2. Antes de que empiece a hervir, sacar del fuego, añadir el chocolate y mezclar.

Y ahora, a montar la tarta

1. Apartar 4 o 5 cucharadas de la buttercream y mezclarlas con las galletas Oreo.

2. Extender esta mezcla sobre uno de los bizcochos y tapar con el otro.

3. Usar el resto de la buttercream para cubrir la tarta. En este enlace de El rincón de Bea lo explica perfectamente, y con fotos 🙂

4. Dejar enfriar en la nevera unos 15 minutos y añadir la cobertura de chocolate.

Lista para zampar…!! 🙂

Cupcakes de plátano con buttercream de caramelo

Tener una jarra de caramelo en la alacena es una tentación… las ganas de meter el dedo son demasiado fuertes… ese color dorado… ese sabor inconfundible… esa textura…. Resumiendo, que tenía que hacer algo con él si no quería acabar con un subidón de glucosa en sangre de los que hacen historia 🙂

Así que, buscando, buscando encontré esta receta de una bloguera sueca que me encanta: Linda de Call me cupcake. Tenéis que visitar su página, las fotos son estupendas, dan ganas de ponerte a lamer la pantalla 😀

Para el bizcocho he seguido su receta, pero la buttercream la he adaptado un poquito.

Ingredientes:

(Salen unos 30 cupcakes)
Para los cupcakes:

360 g de harina (3 cups)

10 g de bicarbonato sódico (1 1/2 tsp)

4 g de levadura (3/4 tsp)

5 g de sal (3/4 tsp)

4 g de canela (1 tsp). Yo me olvidé de añadírsela 😦 … aún así están deliciosos así que con ella ni me imagino lo ricos que deben de quedar.

175 g de mantequilla

270 g de azúcar moreno (1 1/2 cup)

3 huevos grandes

6 plátanos grandes muy maduros triturados (sobre 2 cups)

190 ml de buttermilk (3/4 cup). Por esta parte de Europa no es fácil encontrar buttermilk, al menos yo no la he visto nunca, así que os doy un sustituto que nos puede servir: 190 ml de leche entera + 10 ml (3/4 Tbsp) de vinagre blanco, mezclar y dejar reposar durante unos 15 minutos

2,5 ml de extracto de vainilla (1/2 tsp)

160 g de nueces troceadas (1 cup)

Para la buttercream de caramelo:

200 g de mantequilla a temperatura ambiente

200 g de azúcar glas

125 ml de leche entera (1/2 cup)

8 cucharaditas de caramelo líquido (aprox.)

Método:

Preparación de los cupcakes:

1. Precalentar el horno a 175 ºC

2. Mezclar en un bol la harina, el bicarbonato sódico, la levadura, la sal y la canela. Tamizar la mezcla.

3. En otro bol mezclar la buttermilk, los plátanos machacados y la vainilla.

4. Batir la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla esponjosa. Añadir los huevos uno a uno y seguir batiendo.

5. Añadir los ingredientes secos (mezcla del punto 2) y los húmedos (mézcla del pundo 3) a la mezcla del punto 4 poco a poco, alternándolos y batiendo a velocidad baja.

6. Rellenas con la mezcla los moldes para cupcakes hasta aproximadamente 2/3 de su capacidad

7. Hornear a 175 ºC durante unos 20 minutos

Preparación de la buttercream de caramelo:

1. Calentar a baño María el azúcar con la leche hasta que al tocar no se noten los granos.

2. Batir la mantequilla, añadir la mezcla anterior y seguir batiendo hasta obtener una mezcla homogénea.

3. Añadir el caramelo líquido cucharada a cucharada hasta obtener el sabor y la textura deseadas.

…y ya sólo queda decorar los cupcakes con la buttercream y adornar al gusto.

Intentad hacerlos, os garantizo que el bizcocho está sencillamente delicioso. La buttercream sabe exactamente igual que los caramelos de toffee,… sí, esos que te daba rabia comer porque se te pegaban a los dientes, pero que estaban taaaan buenos que al final no te podías resistir :)… sí, lo confieso, lo que ha sobrado me lo he comido a cucharadas 😀

Caramelo líquido…

“¿Caramelo líquido?… pues vaya cosa, cualquiera sabe hacer caramelo líquido, sólo hay que calentar azúcar… no tiene ninguna ciencia”

Entiendo que ésta sea la opinión generalizada al leer el título, pero de lo que yo estoy hablando es de caramelo líquido… que sigue estando líquido a las 2 horas,… y al día siguiente,… y a la semana siguiente… 🙂 ¿a que ahora ya os he picado la curiosidad?

La forma de hacerlo es muy sencilla y a lo mejor algunos ya la conocéis, pero para mí ha sido todo un descubrimiento. Me encontré la receta por casualidad en el blog de cocina Javirecetas y he pensado que os podía interesar, así que me he puesto manos a la obra y cámara en ristre he ido “afotando” los pasos para su preparación.

Ingredientes:

200 g de azúcar

1 vaso de agua

Método:

1. Poner el agua en un cazo a hervir.

2. Poner en otro cazo de fondo grueso el azúcar a fuego medio.

3. Dejar que se vaya formando el caramelo poco a poco. Si el fuego es muy alto se puede quemar o tomar un sabor amargo.

4. Cuando todo el azúcar se haya transformado en caramelo añadir 12 cucharadas soperas del agua hirviendo y remover sin retirar del fuego hasta que esté bien mezclado. Tener mucho cuidado al añadir el agua, sobre todo la primera cucharada, porque puede saltar, usar manoplas de cocina. Cuchara metálica, nunca de plástico…se puede derretir.


5. Retirar del fuego y dejar enfriar…

Trasladar al recipiente en donde queráis guardarlo.

Si una vez enfriado, el espesor no os convence y lo queréis más líquido, sólo tenéis que ponerlo de nuevo a calentar e ir añadiendo agua hirviendo, esta vez hacedlo con una cucharilla para no pasaros.

El resultado de este proceso tan sencillo es un caramelo líquido como el que se compra en el supermercado… bueno, mejor porque lo habéis hecho vosotros :). Yo lo he utilizado últimamente para mis rollitos de canela, pero hay muchas más cosas en que emplearlo: flanes, púdines, helados,… sé de algunos que lo usan para endulzar yogures … e incluso el café 🙂