Parc de Sceaux… o dónde encontrar a todos los japoneses de París

Extraño título verdad?, no tanto cuando os explique el por qué…

El fin de semana pasado nos fuimos a visitar el “Parc de Sceaux”, un gran parque situado al sur de Paris, de unas 180 ha (alrededor de 180 campos de fútbol)!… la verdad es que nos pasamos 2 horas paseando y no conseguimos recorrerlo entero, aunque sí ver lo fundamental… los japoneses :)…

Me explico: la razón inicial de nuestra visita era ver la floración de los cerezos, que por estas fechas, por aquí, están en pleno apogeo. Bien es sabido (al menos para los asiduos a Shin Chan como yo 🙂 ), que en Japón esto es todo un acontecimiento y que la gente se va a pasar el día bajo los cerezos, comer, beber,… ¿a que ya váis pillando el sentido del título? :)…

…exactamente, el campo de cerezos del parque estaba plagadito de japoneses,… con mantelitos, comiendo, bebiendo, jugando,…posando para fotos manga!!… siiiií :D,  increible pero cierto, aquí os dejo la prueba…

Japoneses aparte :), la verdad es que la visita al parque es totalmente recomendable. La extensión es impresionante, las filas interminables de árboles, el gran canal, los jardines,… no sólo está el jardín de los cerezos también hay otro gemelo plantado de ¿jazmines? (si algún entendido me saca de mi error se lo agradezco 🙂 )

Pero sin duda lo que más nos llamó la atención fue el “césped para usar y disfrutar”…

No lo digo sólo por este parque,  eso de “por favor, no pisar el césped” no se lleva por aquí, más bien todo lo contrario, la gente se sienta, comen, beben, juegan, se revuelcan :)…

Resumiendo, os aconsejo pasaros por este rinconcito de las afueras, sé que no es lo primero que aparece en las guías y que seguramente si venís para 3 o 4 días preferiréis ver otras cosas antes, pero merece la pena, si podéis y os sobra algo de tiempo, hacedle un huequecito 🙂

¿Cómo llegar?

RER : linea B, estaciones de Sceaux, Bourg-la-Reine, Parc de Sceaux, Croix-de-Berny o Sceaux

Aquí os dejo algunas fotillos para abrir boca…

sfjklasjdf

…y para terminar, un regalo para mi maridito, el que me aguanta a mí  y de paso a la mochila de la cámara 🙂 (que no veáis lo que pesa), cuando me pongo a sacar fotos y lo “abandono”… “Sólo ante la tormenta” 😀 …

… una florecilla… 🙂