Pan de especias con chocolate y frutos rojos

Hoy os traigo una receta que me encontré navegando por internet y que me llamó la atención por la mezcla de especias y por la forma tan curiosa que tiene 🙂

El resultado es una masa realmente esponjosa y con un sabor muy peculiar que, unido al del chocolate y los frutos rojos, hacen de este pan un acompañamiento estupendo para desayunos y meriendas.

 sin-título-9085-Editar

Ingredientes:

  • 5 g de levadura seca de panadero (o 15 g de levadura fresca). Si usáis la levadura seca, antes de añadirla a la mezcla tenéis que activarla dejándola unos minutos con un par de cucharadas de agua caliente.
  • 250 ml de leche templada
  • 130 g de azúcar
  • 390 g de harina
  • 85 ml de aceite de oliva
  • 2 cucharadas soperas de canela molida
  • 2 cucharaditas de ralladura de piel de naranja
  • 2 cucharaditas de sal en escamas (o sal gruesa, si no tenéis en escamas)
  • 1 cucharadita de cardamomo molido
  • 250 g de frutos rojos. Aquí podéis utilizar lo que más os guste. En la receta original habla de arándanos, pero yo mezclé arándanos y frambuesas y también quedó muy bueno.
  • 200 g de pepitas de chocolate (o chocolate cortado en trozos gruesos, a mí me gusta más cortarlo que usar las pepitas, sobre todo porque esto último sale mucho más caro 🙂 )

sin-título-9058-Editar

sin-título-9060-Editar

Método:

1. Mezclar bien en un bol  la levadura, la leche y el azúcar.

2. Añadir a la mezcla anterior el aceite, la canela, la ralladura de naranja, el cardamomo, la sal e ir incorporando la harima a medida que se va amasando hasta obtener una masa blanda pero no pegajosa. Este proceso lo podéis hacer a mano, o con una amasadora (menos cansado 🙂 ). Yo lo suelo hacer con la amasadora pero al final la saco y le doy la última vuelta a mano para comprobar la consistencia, si la masa está muy dura se le puede añadir un poco más de leche y si está muy pegajosa un poco más de harina, pero con las cantidades que os he dado debería saliros bien.

3. Hacer una bola con la masa y colocarla dentro de un bol engrasado con aceite. Cubrir el bol con un film plástico (o un trapo de cocina limpio) y dejarlo reposar alrededor de 1 hora o hasta que doble su volumen (lo que ocurra primero 🙂 )

4. Finalizado el tiempo de reposo extender la masa con un rodillo sobre una superficie enharinada, hasta formar un rectángulo del ancho aproximado 3 veces  el ancho del molde rectangular que vais a usar (unos 30 cm en mi caso) y de un espesor de aproximadamente 1 cm.

5. Para este paso es mucho mejor que miréis las fotos de la presentación, os quedará mucho más claro :), en cualquier caso os lo escribo también. Pintar con aceite toda la superficie del rectángulo y repartir la mitad del chocolate y los frutos rojos de modo que cubran el tercio central de la masa. Cubrir esta zona con el tercio superior de la masa, repartir sobre ella el chocolate y los frutos rojos restantes y volver a cubrir con el tercio inferior de la masa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

6. Tras el paso 5 deberíais tener un rectángulo del ancho del molde que vais a usar (unos 10 cm en mi caso). A continuación hay que cortarlo cada 6-7 cm aproximadamente e introducir cada trozo dentro del molde, tal y como aparece en la foto siguiente:

sin-título-9076-Editar

7. Tapar el molde y dejar reposar unos 30 min más.

8. Destapar el molde e introducir en el horno precalentado a 180ºC durante unos 45 min. Cada horno es un mundo así que os recomiendo vigilar a partir del minuto 30 para ver como va.

sin-título-9081-Editar sin-título-9092-Editar sin-título-9104-Editar

Si lo conserváis tapado os puede aguantar blandito y esponjoso hasta 3 días.

No lo he probado, pero estoy convencida de que la masa simplemente, sin más añadidos, daría un pan de especias muy rico. Si alguien se anima con esa variante de la receta (más sencilla y menos calórica 😉 ) que nos cuente el resultado.

¡Qué lo disfrutéis! 🙂

Anuncios

Regreso con un pan para chuparse los dedos :)

¡La de tiempo que hace que no publicaba una receta! …

La verdad es que no tengo perdón de Dios, he tenido el blog abandonadísimo 🙂 Pero bueno, más vale tarde que nunca y, puestos a volver, me he decidido por una receta de pan de chocolate y naranja que encontré en un blog francés: “Les petits plats de Parchouka”

Pan de chocolate y naranja 3

La mezcla de estos dos sabores me encantan y, de hecho, tengo una receta colgada en el blog de un bizcocho de  plátano, chocolate y naranja, pero en este caso el resultado es totalmente diferente. El sabor a naranja y chocolate es muy intenso (más que en el bizcocho) y la textura es totalmente la de un bollo de pan. Otra ventaja, para aquellos que tengáis que restringir el azúcar, es que casi no lleva, solamente 15 g 🙂

Visto lo bueno, pasemos a los peros…. No hay 🙂 Es fácil de hacer y el único inconveniente es que se necesita tiempo para que la masa repose.

Ingredientes:

370 g de harinaPan de chocolate y naranja 1

15 g de azúcar

1 cucharadita de salPan de chocolate y naranja 2

2 cucharadas soperas de levadura seca de panadero (o 15 g de levadura fresca)

200 ml de leche

50 g de mantequilla a temperatura ambiente

100 g de chocolate negro picado

75g de piel de naranja confitada, cortada en pequeños trozos.

Método:

1. Mezclar en un bol  la harina, el azúcar y la levadura. OJO: si se utiliza levadura de panadería de la que se vende en el supermercado es necesario seguir las instrucciones del paquete para activar la levadura antes de añadirla a la harina. Yo la primera vez me olvidé, se la añadí directamente,  como se hace con la levadura normal y tuve que tirarlo 😦

2. Disolver la sal en la leche y añadirla a lo anterior. Mezclar, si se utiliza un robot ponerlo 3 min a velocidad baja.

3. Añadir la mantequilla a temperatura ambiente (punto pomada) y mezclar durante 3 min más a velocidad media.

4. Añadir el chocolate y la piel de naranja confitada. Llegados a este punto, sacar la masa del bol y amasarla a mano hasta haber incorporado bien todos los ingredientes.

La naranja confitada es muy fácil de hacer y queda mucho más rica que comprada… Sólo necesitamos la piel de una naranja, azúcar y agua. Retiramos la máxima cantidad posible de parte blanca de la piel de la naranja, la cortamos en cuadraditos y la ponemos en una cazuela con unos 50 ml de agua y 50 g de azúcar (si el cazo es muy grande y el agua no cubre la piel de la naranja añadir más agua y más azúcar, conservando la proporción). Dejamos cocer a fuego lento hasta que reduzca el agua y la piel esté tierna.

Pan de chocolate y naranja 4

5. Hacer una bola con la masa y dejarla reposar tapada con un paño durante 1 hora en un lugar templado y lejos de corrientes de aire.

6. Al cabo de la hora, amasar para eliminar el gas, extenderla a mano en un rectángulo y doblarla en varias partes. Dividir la masa y formar 4 bolas.

7. Colocarlas en un molde, cubrir con un paño y dejar reposar y hora y media, hasta que doble su volumen.

8. Hornear a 180ºC durante unos 35 min. Desmoldar y dejar enfriar.

Pan de chocolate y naranja 5Pan de chocolate y naranja 6

¡Qué lo disfrutéis! 🙂

Banana bread with walnuts… and chocolate… and orange… :)

(Go to spanish version)

“This woman has gone mad,… so long without posting recipes and now she has thought of putting all the ingredients in the same recipe.”

Firstly I also thought it would be too much for a single bread, but I decided not to take away or put anything. Finally I made the recipe as I found it,  and the truth is that the result is more than good , amazingly  good :) I found the recipe in the blog of Loreto, Sabores de colores.

“But… is this a bread? …” Not really, you don´t have to use yeast or let the dough rise … or any of the other things that you need to do for preparing bread. Anyway,  it isn´t an common cake, the mass is more dense and the, the next day (if you still have any) is less fluffy, more consistent …

Ingredients:

250 g flour

150 g sugar

1 teaspoon baking powder

1/2 teaspoon baking soda

Pinch of salt

100 g cold butter

50 g chopped nuts (I went too far and at the end I put 80 g … to taste)

60 g of black chocolate, chopped

2 eggs

1 tablespoon orange juice

1 teaspoon vanilla extract (or vanilla pod if you don´t have extract)

275 g of bananas (about 3 large bananas)

60 g of diced candied orange. If you don´t like the candied orange you can made the bread without it, but I recommend to use it. Personally, I don´t like candied fruit but in this recipe it gives a wonderful flavor to the bread … you have to try it!

Method:

 1. Preheat oven to 180 º C

 2. Mix in a bowl flour, baking soda, baking powder, salt, and sift the mixture.

3. Add sugar to the previous mixture and add also butter cut into cubes. Mix with your fingers, until dough is smooth and sandy (I had never done it this way but it’s a fun way, I love to work with hands :) ) Finally add nuts and chocolate (to chop the chocolate is a good idea to put it before in the fridge for a while, so, it doesn´t melt as quickly and it´s easier to chop)

4. In another bowl beat eggs and add orange juice and vanilla essence.

5. Mash bananas with a fork and incorporate them the mixture of point 4, add also candied orange and mix well.

  • Candied orange is very easy to do and it´s better than purchased … We only need the skin of an orange, sugar and water. Withdraw the maximum amount of white part of orange skin, cut into cubes and put it in a            saucepan with about 50 ml of water and 50 g of sugar (if the pot is very large and the water doesn´t cover the skin orange, add more water and more sugar, preserving the ratio). Let simmer until skin is tender.

6. Add this mixture to the one of the point 3 and mix until all ingredients are uniformly distributed.

7. To bake you can use a loaf mold (as I did) or small individual muffin molds. In the first case you will need  40-45 minutes, in the second case it will be enough with 20-25 minutes. In any case, as always, it  will be done when a small stick  inserted in center comes out clean. Be careful,  The chocolate will stain the stick even if the cake is done, because the chocolate will always be melted.

It seems we must wait until bread is cool to sink ones teeth into it … honestly, it smells so good when you take it out of the oven that I doubt you can wait :)

Pan de plátano con nueces… y con chocolate… y con naranja… :)

(Go to english version)

“Esta mujer se ha vuelto loca” -diréis- “…tanto tiempo sin publicar recetas y ahora se le ha ocurrido meter todos los ingredientes en la misma.”

La verdad es que a primera vista a mí también me pareció que iban a ser demasiadas cosas para un sólo pan, pero decidí no quitarle ni ponerle nada, hacerlo tal y como me encontré la receta y la verdad es que el resultado está más que bueno, buenisíiiiiisimo 🙂 La receta la encontré en el blog de Loreto de Sabores de colores.

“Pero, ¿esto es un pan?…” No realmente, no hay levadura de panadería de por medio ni es necesario dejar subir la masa,… ni ninguna de las demás cosas que se hacen con los panes, pero tampoco es un bizcocho al uso, la masa es más densa y la textura, al día siguiente (si es que llega) es menos mullida, más consistente… Qué mal me explico :)… lo mejor va a ser que lo hagáis y lo comprobéis por vosotros mismos.

Ingredientes:

250 g de harina

150 g de azúcar

1 cucharadita de levadura química

1/2 cucharadita de bicarbonato sódico

Una pizca de sal

100 g de mantequilla fría

50 g de nueces picadas (yo me pasé y al final fueron 80 g…al gusto)

60 g de chocolate negro picado

2 huevos

1 cucharada sopera de zumo de naranja

1 cucharadita de extracto de vainilla (o una ramita de vainilla si no tenéis extracto)

275 g de plátanos (sobre 3 plátanos grandes)

60 g de naranja confitada en cuadritos. A quien no le guste la naranja confitada puede no usarla, pero os recomiendo que se la añadáis, a mí personalmente la fruta confitada no es que me entusiasme (por decirlo finamente) y estuve a punto de no echársela, pero al final decidí no cambiar nada y fue un acierto, dentro de bizcocho da un sabor… probadla

Método:

1. Precalentar el horno a 180ºC

2. Mezclar en un bol la harina, el bicarbonato sódico, la levadura, la sal y tamizar la mezcla.

3. Añadir el azúcar a la mezcla anterior y la mantequilla cortada en cubos. Mezclar deshaciendo la mantequilla con los dedos, hasta obtener una masa arenosa y homogénea (nunca había hecho esto así pero es un método divertido, me encanta amasar con las manos :)) Finalmente mezclar con las nueces y el chocolate (para picar el chocolate es buena idea meterlo antes en la nevera durante un rato, con esto conseguimos que no se derrita tan pronto y que sea más fácil de trocear)

4. En otro bol batir los huevos y añadir el zumo de naranja y la esencia de vainilla.

5. Machacar los plátanos con ayuda de un tenedor, incorporarlos a la mezcla del punto 4, añadir también la naranja confitada y mezclar bien.

  • La naranja confitada es muy fácil de hacer y queda mucho más rica que comprada… Sólo necesitamos la piel de una naranja, azúcar y agua. Retiramos la máxima cantidad posible de parte blanca de la piel de la naranja, la cortamos en cuadraditos y la ponemos en una cazuela con unos 50 ml de agua y 50 g de azúcar (si el cazo es muy grande y el agua no cubre la piel de la naranja añadir más agua y más azúcar, conservando la proporción). Dejamos cocer a fuego lento hasta que reduzca el agua y la piel esté tierna

6. Añadir esta última mezcla a la del punto 3 y mezclar hasta que todos los ingredientes estén uniformemente repartidos

7. Para hornear podemos usar un molde alargado (como yo hice) o pequeños moldes individuales tipo muffin. En el primer caso necesitaremos unos 40-45 minutos de horno, en el segundo serán suficientes 20-25 minutos. En cualquier caso, como siempre, estará hecho cuando al pinchar un palillo éste salga limpio. Ojo! El palillo saldrá manchado de chocolate aún cuando el bizcocho esté hecho, porque el chocolate va a estar siempre derretido.

Por lo que parece hay que esperar a que se enfríe para hincarle el diente… sinceramente, huele tan bien cuando lo sacas del horno que dudo que podáis hacerlo, yo por mi parte y con vuestro permiso, voy a por él… 🙂

Tarta de chocolate y naranja con crema de Mascarpone

Invierno,…  Andalucía,… naranjas!!… y qué naranjas!, la verdad es que están de vicio, así que buscando, buscando encontré esta receta, la tuneé un poco 🙂 y aquí está el resultado…

Ingredientes:

Para la tarta:

2 naranjas grandes

100 g de chocolate negro

3 huevos

280 g de azúcar

240 ml de aceite vegetal

25 g de cacao para repostería

250 g de harina

1 1/2 cucharadita de levadura

Para la cobertura:

100 g de nata

100 g de chocolate de cobertura

100 g de mantequilla

Para la crema de Mascarpone:

400 g de queso Mascarpone

85 g de azúcar moreno

Zumo de 1 naranja

Método:

Preparación del bizcocho:

1. Cortar la monda de una de las naranjas en tiras finas. Atravesar la otra naranja (sin pelar) con un pincho (para que entre el agua) y cocer todo en agua hirviendo. Sacar las tiras a los 15 min y reservarlas para adornar. Sacar la naranja entera a los 30 min y triturarla. Sí, con piel incluída :), de hecho es lo que más sabor le da.

2. Derretir el chocolate (microondas o baño maría) y dejarlo templar.

3. En un bol grande batir los huevos (no demasiado) y añadir el aceite y el azúcar.

4. Incorporar el puré de naranja (previamente enfriado) y el chocolate fundido a la mezcla anterior y remover bien hasta obtener una mezcla homogénea.

5. En otro bol mezclar la harina, la levadura, y el cacao. Tamizar y añadir a la mezcla del punto 4 poco a poco y removiendo.

6. Untar con mantequilla el interior del molde y añadir la mezcla.

7. Hornear a 180ºC durante 50-60 min.

Preparación de la cobertura de chocolate:

1. Calentar la nata hasta ebullición, sacar del fuego y añadir el chocolate en trozos pequeños y la mantequilla. Mezclar bien.

2. Para bañar la tarta, colocarla primero sobre una rejilla, con un plato debajo para recoger el sobrante. Bañar con la cobertura y dejar enfriar hasta que endurezca.

Preparación de la crema de Mascarpone:

1. Calentar el azúcar con el zumo de naranja al baño maría hasta que no se noten los granos de azúcar.

2. Mezclar con el queso Mascarpone.

3. Decorar la tarta con la crema. La cobertura de chocolate debe estar dura (que no se levante al tocarla) antes de decorar.

4. Esparcir las tiras de naranja cocidas sobre la crema.

No hay excusa para no hacer esta tarta, es sencillísima.

He de reconocer que me hizo gracia lo de cocer una naranja entera y por eso me decidí por esta receta 🙂 … es increible el sabor tan intenso que le da al chocolate! La crema es invención mía, pero creo que voy a patentarla, mi novio dice que se la comería a cucharadas 🙂