Tartaletas Tatin

Hoy os traigo una variación de una receta muy muy francesa: “la tarte Tatin” 🙂

En lugar de la típica tarta de varias raciones, he decidido hacer unas tartaletas individuales, igual de ricas pero más prácticas a la hora de comer.

picado-sin-título-8765-Editar

Como no solo de repostería vive el ser humano, antes de pasar a la receta en si os dejo un poco de historia :). La tarta Tatin (o tarta de manzana invertida) tiene su origen, como muchas recetas, en un accidente culinario. Las hermanas Caroline y Stèphanie Tatin, regentaban a principios del siglo XIX el Hotel Tatin en la región de Auvergne, cuyo restaurante era muy frecuentado por los cazadores de la zona. Un domingo de apertura de caza, Stèphanie estaba preparando una tarta de manzanas para el almuerzo, pero, con las prisas, echó las manzanas con la mantequilla directamente en el molde de la tarta antes de colocar la masa y lo metió en el horno. Al darse cuenta, lo sacó y, como no tenía tiempo de quitar las manzanas para colocar la masa debajo, decidió poner la masa por encima de las manzanas, hornear así la tarta y darle la vuelta al sacarla del horno.

sin-título-8770-Editar

Esta receta la saqué navegando entre diversos blogs de repostería franceses, pero evidentemente no es la única. La esencia es la misma pero hay variaciones, una de ellas es la de nuestras amigas de Lost in Cupcakes, con menos mantequilla pero riquísima también 🙂

Y ahora sí, la receta…

Ingredientes.

Para la masa (quebrada o brisée):

La masa que se recomienda para esta tarta es la masa quebrada (pâte brisée) o la hojaldrada. Se puede comprar hecha pero si os decidís por la brisée he de deciros que es muy fácil de hacer en casa (10 minutos contados) y siempre os va a quedar más rica que la comprada 🙂

Con las cantidades que os doy a continuación tendríais masa suficiente para unas 30 tartaletas. Si vais a hacer menos podéis reducir la cantidad o hacerlo todo y congelar lo que os sobre ya que es una masa que aguanta muy bien la congelación.

 300 g harina

150g mantequilla a temperatura ambiente

80ml agua fría

1/2 cc sal (si la mantequilla es salada no hace falta)

Para la tarta (12 tarteletas): 

6 manzanas.

300g mantequilla

300g azúcar

 

Método:

Preparar la masa:harina-sin-título-8753-Editar

  • Poner en un bol la harina y la mantequilla y amasar con los dedos hasta tener una mezcla de textura arenosa.
  • Añadir el agua y la sal (en caso necesario) y mezclar hasta conseguir una masa uniforme.masa-sin-título-8754-Editar
  • Este tipo de masa no es conveniente amasarla demasiado, en cuanto los ingredientes estén integrados hacemos una bola y dejamos reposar unos 10 min.

La cantidad no utilizada se puede envolver en un film transparente y congelar.

 

Hacer la tarta:

1. Pelar y cortar las manzanas en gajos más o menos grandes dependiendo del molde que vayamos a utilizar.

2. Colocar la mantequilla y el azúcar en una sartén y calentar a fuego medio hasta que empiecen a coger un ligero color caramelo.

3. Añadir las manzanas, revolver y dejar a fuego lento durante unos 7-10 min.

4. Colocar las manzanas en los moldes y añadir a cada tartaleta un poco del caramelo en el que se han cocinado.

moldes1-sin-título-8755-Editar

5. Extender la masa hasta que tenga unos 2-3 mm de espesor, cortar círculos un poco más grandes que los huecos del molde y cubrir con la masa introduciendo los bordes entre las manzanas y el molde.

moldes2-sin-título-8756-Editar

6. Hacer un pequeño agujero en la masa y hornear a 200 ºC durante unos 20 min o hasta que veamos la masa dorada.

7. Sacar del horno y darle la vuelta al molde sobre una fuente, pero sin retirarlo. Esperar a que se enfríe un poco y retirar el molde.

sin-título-8769-Editar

Espero que os haya gustado y que os animéis a intentarla, hasta la próxima 😉

sin-título-8774-2-Editar

 

Anuncios

Las galletas más sencillas del mundo! :)

Sí, las he encontrado! 🙂

Gracias al blog de las chicas de Lost in cupcakes he descubierto una de las recetas más sencillas y ricas que he probado nunca, se trata de unas galletas de mantequilla del panadero catalán Xabier Barriga.

sin-título-4670-Editar

Preparando los ingredientes me pregunté que pasaría si añadíamos unas cucharaditas de cacao a la masa, así que lo probé y aquí os dejo el resultado: galletas de mantequilla y galletas de chocolate, más fáciles creo que imposible… y más ricas tampoco 🙂

sin-título-4664-Editar

Ingredientes (para unas 20 galletas)

Por supuesto la cantidad de galletas depende del tamaño y espesor, yo las hice de unos 6 cm de diámetro y 1/2 cm de espesor.

150 g de harina (125 g para las galletas de chocolate)

75 g de mantequilla pomada (a temperatura ambiente)

75 g de azúcar glass

60 g de leche entera

1 pizca de sal

25 g de cacao en polvo para las galletas de chocolate

sin-título-4666-Editar

Procedimiento.

1. Mezclar todos los ingredientes secos: harina, azúcar, sal (y cacao en el caso de las galletas de chocolate)

2. Añadir a la mezcla anterior la leche y la mantequilla cortada en cubos.

3. Amasar bien hasta conseguir que todos los ingredientes se integren, hacer una bola con la masa y meterla a la nevera durante unos 20 minutos (para que tome más consistencia)

4. Sacar de la nevera la masa, colocarla entre dos hojas de papel de hornear y estirar con un rodillo hasta conseguir el espesor que queramos. Esta masa no crece así que las galletas se quedarán con el espesor que les demos ahora.

5. Cortar la masa con la forma que queramos y hornear a 170ºC durante unos 15 minutos.

Listas! Creo que nunca he hecho una receta más fácil 🙂

Croissants franceses…

Pof fin me he atrevido con el famosísimo croissant francés y, francamente, me han quedado muy buenos 🙂

He de reconocer que ha sido al segundo intento, todo requiere su práctica, pero una vez cogido el truquillo he de decir que, ni en aspecto ni en sabor tienen nada que envidiar a los de la pâtisserie de la esquina.

croissant

Para hacerlos he estrenado este libro que me regaló David en vacaciones…sin-título-3828-Editar

…pero he modificado un poquito la receta, concretamente la cantidad de mantequilla. Un croissant hecho con la cantidad indicada en el libro vuelve transparente una bolsa de papel en unos 30 segundos :), vamos, que practicamente “chorrea” mantequilla. Con un 20% menos siguen estando muy ricos y el riesgo de entupimiento de arterias se reduce considerablemente 😉

Masa de croissant.

Ingredientes (para unos 30 croissants medianos):

500g de harina (normal, tipo T45)

30 g de azúcar

10 g de levadura fresca. Yo he utilizado la levadura de panadero que venden en el supermercado, viene granulada y ya te indica en el sobre la cantidad necesaria en función de los g de harina

150 ml de leche templada

180 ml de agua templada

350 g de mantequilla. En la receta original ponía 450g.

2 cucharillas de sal

croissant5

croissant4

Método:

1. Diluir la levadura y dejar reposar tal y como esté indicado en el sobre (en la mía ponía 15 min). Si usáis levadura fresca este paso no es necesario.

2. Mezclar la levadura, la leche, el agua y el azúcar. Añadir a continuación la mitad de la harina.

3.Añadir el resto de la harina mezclada con la sal y amasar, hacer una bola, meter en un bol, cubrir con un film y dejar reposar en la nevera toda la noche.

4. Sacar la masa de la nevera y dejar atemperar 1 hora.

5. Poner la mantequilla entre dos hojas de papel de horno y aplastar con un rodillo hasta tener un cuadrado de unos 20 cm de lado.

sin-título-3868-Editar

6. Estirar la masa en un rectángulo de unos 20×40 cm. Colocar la mantequilla sobre una mitad, doblar la otra mitad sobre ella y presionar sobre los bordes para que quede bien cerrado (vamos, lo que viene siendo una “empanadilla de mantequilla” 🙂 )

7. Girar un cuarto de vuelta y volver a estirar con el rodillo hasta tener un rectágulo de unos 20×40 cm

8. Doblar la masa en dos, girar un cuarto de vuelta y volver a estirar como en 7

9. Doblar de nuevo, girar y dejar reposar 20 minutos. Tras el reposo, volver a estirar como en 7, doblar y girar.

Lo sé, lo sé,… ya habéis perdido la cuenta de los “doblar y girar”, os lo resumo, son tres en total.

10. Envolver en film alimentario y dejar reposar en la nevera durante 1 hora antes de utilizarla.

No es necesario usar toda la masa. Si es para otro día, os recomiendo dividirla en 2 o tres partes y congelarla, cuando la necesitéis sacáis la cantidad que queráis y la dejáis descongelar en la nevera.

¿Complicado?, bueno, da un poco de trabajo pero os garantizo que el resultado está muy, muy bueno. Mirad la pinta que tienen una vez acabados… ¿seguro que no os apetece seguir? :)…

croissant3

Croissants.

Sacar la masa de la nevera unos 10 min antes de usarla

1. Estirar con un rodillo hasta tener una masa de uno 4 mm de espesor.

2. Cortar en bandas de unos 20 cm de ancho. Eso ya depende del tamaño de croissants que queráis, en cualquier caso tened en cuenta que crecen un poco.

libro

3. Recortar cada banda en triángulos.

4. Hacer un pequeño corte en la base del triángulo y envolver comenzando por la base.

5. Plegar los extremos (los cuernos) hacia el interior.

croissant2

6. Colocar los croissants sobre una placa con papel de hornear.

7. Dorar con huevo batido, cubrir con film y dejar reposar entre 1 hora y media y 2 horas en una zona templada y al abrigo de corrientes de aire. En lugar de huevo batido podéis usar alguna mermelada, yo lo hice con una de albaricoque y el efecto es el mismo pero además le da un toque dulce a la cubierta muy rico 🙂

8. Precalentar el horno a 220º C, volver a dorar con el huevo (o la mermelada) y hornear durante unos 12-15 minutos.

Y listo!… Sé que es laboriosa y requiere tiempo, sobre todo la preparación de la masa, pero intentad hacerla al menos una vez y probad el resultado, seguro que repetís 😉