“Pain d´épices” también llamado pan de jengibre

He de reconocer que, aunque ya había visto este tipo de panecillos  muchas veces nunca había probado uno y menos me había animado a prepararlo. Lo de la mezcla de especias no me convencía mucho y la miel todavía menos (sí, soy una de esas raras personas a las que no le gusta la miel 🙂 ) Pero verlo por todos sitios me acabó picando la curiosidad, busqué por internet una receta interesante y acabé decidiéndome por esta de una crítica culinaria francesa, muy conocida por estos lares.

sin-título-9283-Editar

Es muy sencilla, ya veréis, lo más complicado puede ser quizás encontrar todas las especias, dependiendo de dónde viváis.

Ingredientes:

  • 270 g de harina.
  • 130 g de leche entera
  • 110 g de mantequilla
  • 300 g de miel
  • 1 huevo
  • 9 g de bicarbonato
  • 6 g de canela
  • 2 g de jengibre
  • 1 g de clavo
  • 1 g de cardamomo

 sin-título-9285-Editar

Método:

1. Calentar el horno a 165ºC

2. Mezclar en un bol la harina, el bicarbonato y las especias (deben estar en polvo) y tamizarlos.

3. Calentar la miel en una cacerola a unos 50ºC. Derretir la mantequilla y dejarla enfriar un poco. Batir bien el huevo y añadirlo a la miel junto con la mantequilla y la leche. Mezclarlo todo bien.

4. Incorporar la mezcla del punto 2 e integrarlo todo bien hasta conseguir una masa homogénea.

5. La cantidad de masa preparada es suficiente para 3 moldes rectangulares de unos 14 x 7 x 4 cm. Si no tenéis de esta medida, calculad más o menos para el molde que tengáis.

6. Hornear durante unos 30-40 min. Tened en cuenta que esto va a depender del tamaño del molde que uséis.

 ¡A disfrutarlo! 🙂

sin-título-9301-Editar

Anuncios

Pan de especias con chocolate y frutos rojos

Hoy os traigo una receta que me encontré navegando por internet y que me llamó la atención por la mezcla de especias y por la forma tan curiosa que tiene 🙂

El resultado es una masa realmente esponjosa y con un sabor muy peculiar que, unido al del chocolate y los frutos rojos, hacen de este pan un acompañamiento estupendo para desayunos y meriendas.

 sin-título-9085-Editar

Ingredientes:

  • 5 g de levadura seca de panadero (o 15 g de levadura fresca). Si usáis la levadura seca, antes de añadirla a la mezcla tenéis que activarla dejándola unos minutos con un par de cucharadas de agua caliente.
  • 250 ml de leche templada
  • 130 g de azúcar
  • 390 g de harina
  • 85 ml de aceite de oliva
  • 2 cucharadas soperas de canela molida
  • 2 cucharaditas de ralladura de piel de naranja
  • 2 cucharaditas de sal en escamas (o sal gruesa, si no tenéis en escamas)
  • 1 cucharadita de cardamomo molido
  • 250 g de frutos rojos. Aquí podéis utilizar lo que más os guste. En la receta original habla de arándanos, pero yo mezclé arándanos y frambuesas y también quedó muy bueno.
  • 200 g de pepitas de chocolate (o chocolate cortado en trozos gruesos, a mí me gusta más cortarlo que usar las pepitas, sobre todo porque esto último sale mucho más caro 🙂 )

sin-título-9058-Editar

sin-título-9060-Editar

Método:

1. Mezclar bien en un bol  la levadura, la leche y el azúcar.

2. Añadir a la mezcla anterior el aceite, la canela, la ralladura de naranja, el cardamomo, la sal e ir incorporando la harima a medida que se va amasando hasta obtener una masa blanda pero no pegajosa. Este proceso lo podéis hacer a mano, o con una amasadora (menos cansado 🙂 ). Yo lo suelo hacer con la amasadora pero al final la saco y le doy la última vuelta a mano para comprobar la consistencia, si la masa está muy dura se le puede añadir un poco más de leche y si está muy pegajosa un poco más de harina, pero con las cantidades que os he dado debería saliros bien.

3. Hacer una bola con la masa y colocarla dentro de un bol engrasado con aceite. Cubrir el bol con un film plástico (o un trapo de cocina limpio) y dejarlo reposar alrededor de 1 hora o hasta que doble su volumen (lo que ocurra primero 🙂 )

4. Finalizado el tiempo de reposo extender la masa con un rodillo sobre una superficie enharinada, hasta formar un rectángulo del ancho aproximado 3 veces  el ancho del molde rectangular que vais a usar (unos 30 cm en mi caso) y de un espesor de aproximadamente 1 cm.

5. Para este paso es mucho mejor que miréis las fotos de la presentación, os quedará mucho más claro :), en cualquier caso os lo escribo también. Pintar con aceite toda la superficie del rectángulo y repartir la mitad del chocolate y los frutos rojos de modo que cubran el tercio central de la masa. Cubrir esta zona con el tercio superior de la masa, repartir sobre ella el chocolate y los frutos rojos restantes y volver a cubrir con el tercio inferior de la masa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

6. Tras el paso 5 deberíais tener un rectángulo del ancho del molde que vais a usar (unos 10 cm en mi caso). A continuación hay que cortarlo cada 6-7 cm aproximadamente e introducir cada trozo dentro del molde, tal y como aparece en la foto siguiente:

sin-título-9076-Editar

7. Tapar el molde y dejar reposar unos 30 min más.

8. Destapar el molde e introducir en el horno precalentado a 180ºC durante unos 45 min. Cada horno es un mundo así que os recomiendo vigilar a partir del minuto 30 para ver como va.

sin-título-9081-Editar sin-título-9092-Editar sin-título-9104-Editar

Si lo conserváis tapado os puede aguantar blandito y esponjoso hasta 3 días.

No lo he probado, pero estoy convencida de que la masa simplemente, sin más añadidos, daría un pan de especias muy rico. Si alguien se anima con esa variante de la receta (más sencilla y menos calórica 😉 ) que nos cuente el resultado.

¡Qué lo disfrutéis! 🙂

“Kanelbullar” o rollitos de canela suecos

Hoy os traigo una receta sueca de las que me gustan… con mucha canela 🙂

sin-título-8798-Editar

n

Ingredientes:

150 g de mantequilla

90 g de azúcar

1/2 cucharadita de sal

2 cucharaditas de cardamomo molido (esto es opcional, yo no se lo añadí porque no lo tenía pero dicen que les da un toque muy bueno)

500 ml de leche (templada, a unos 35ºC)

16g de levadura de panadero (50 g si se usa levadura fresca)

850 g de harina

Para el relleno:

175 g de mantequilla

90 g de azucar moreno

3 cucharadas de canela

1/2 cucharadita de cardamomo molido

1/4 cucharadita de vainilla.

nn

Método:

1. Mezclar en un bol la mantequilla, el azúcar, la sal y el cardamomo hasta conseguir una mezcla cremosa.

2. Disolver la levadura en la leche y añadir a la mezcla anterior. OJO: si se utiliza levadura de panadería de la que se vende en el supermercado es necesario seguir las instrucciones del paquete para activar la levadura antes de añadirla a la harina. 

3. Ir añadiendo la harina poco a poco hasta conseguir una masa homogénea y elástica. Cubrirla con un paño y dejarla reposar alrededor de una hora.

4. Entretanto, mezclar los ingredientes para el relleno.

5. Cuando la masa esté lista, dividirla en dos partes para trabajarlas por separado (es más cómodo para estirar la masa). Con cada una de las partes seguiremos los pasos (de 6 a 8)

6. Estirar la masa con un rodillo hasta conseguir un rectángulo de unos 50 x 40 cm y extender la mitad del relleno por toda la superficie.sin-título-8821-Editar

7. Doblar en tres partes,como una carta.

8. Cortar tiras de unos 2cm, retorcer cada tira sobre si misma y hacer una nudo con ella (si no os han salido lo suficientemente largas, tras retorcerlas, enrolladlas haciendo una bola) Finalmente pintadlas con un poco de huevo batido.

9. Podéis colocar cada una en un molde como yo hice o directamente sobre el papel de hornear. Meter al horno a 220ºC durante unos 10-15 minutos.

sin-título-8796-Editar

La verdad es que son una delicia, sobre todo si os gusta la canela como a mí 🙂 , y se conservan esponjosos durante al menos 2 días (posiblemente más pero no puedo confirmarlo, no llegaron tan lejos 🙂 )

sin-título-8811-Editar

sin-título-8812-Editar

Tartaletas Tatin

Hoy os traigo una variación de una receta muy muy francesa: “la tarte Tatin” 🙂

En lugar de la típica tarta de varias raciones, he decidido hacer unas tartaletas individuales, igual de ricas pero más prácticas a la hora de comer.

picado-sin-título-8765-Editar

Como no solo de repostería vive el ser humano, antes de pasar a la receta en si os dejo un poco de historia :). La tarta Tatin (o tarta de manzana invertida) tiene su origen, como muchas recetas, en un accidente culinario. Las hermanas Caroline y Stèphanie Tatin, regentaban a principios del siglo XIX el Hotel Tatin en la región de Auvergne, cuyo restaurante era muy frecuentado por los cazadores de la zona. Un domingo de apertura de caza, Stèphanie estaba preparando una tarta de manzanas para el almuerzo, pero, con las prisas, echó las manzanas con la mantequilla directamente en el molde de la tarta antes de colocar la masa y lo metió en el horno. Al darse cuenta, lo sacó y, como no tenía tiempo de quitar las manzanas para colocar la masa debajo, decidió poner la masa por encima de las manzanas, hornear así la tarta y darle la vuelta al sacarla del horno.

sin-título-8770-Editar

Esta receta la saqué navegando entre diversos blogs de repostería franceses, pero evidentemente no es la única. La esencia es la misma pero hay variaciones, una de ellas es la de nuestras amigas de Lost in Cupcakes, con menos mantequilla pero riquísima también 🙂

Y ahora sí, la receta…

Ingredientes.

Para la masa (quebrada o brisée):

La masa que se recomienda para esta tarta es la masa quebrada (pâte brisée) o la hojaldrada. Se puede comprar hecha pero si os decidís por la brisée he de deciros que es muy fácil de hacer en casa (10 minutos contados) y siempre os va a quedar más rica que la comprada 🙂

Con las cantidades que os doy a continuación tendríais masa suficiente para unas 30 tartaletas. Si vais a hacer menos podéis reducir la cantidad o hacerlo todo y congelar lo que os sobre ya que es una masa que aguanta muy bien la congelación.

 300 g harina

150g mantequilla a temperatura ambiente

80ml agua fría

1/2 cc sal (si la mantequilla es salada no hace falta)

Para la tarta (12 tarteletas): 

6 manzanas.

300g mantequilla

300g azúcar

 

Método:

Preparar la masa:harina-sin-título-8753-Editar

  • Poner en un bol la harina y la mantequilla y amasar con los dedos hasta tener una mezcla de textura arenosa.
  • Añadir el agua y la sal (en caso necesario) y mezclar hasta conseguir una masa uniforme.masa-sin-título-8754-Editar
  • Este tipo de masa no es conveniente amasarla demasiado, en cuanto los ingredientes estén integrados hacemos una bola y dejamos reposar unos 10 min.

La cantidad no utilizada se puede envolver en un film transparente y congelar.

 

Hacer la tarta:

1. Pelar y cortar las manzanas en gajos más o menos grandes dependiendo del molde que vayamos a utilizar.

2. Colocar la mantequilla y el azúcar en una sartén y calentar a fuego medio hasta que empiecen a coger un ligero color caramelo.

3. Añadir las manzanas, revolver y dejar a fuego lento durante unos 7-10 min.

4. Colocar las manzanas en los moldes y añadir a cada tartaleta un poco del caramelo en el que se han cocinado.

moldes1-sin-título-8755-Editar

5. Extender la masa hasta que tenga unos 2-3 mm de espesor, cortar círculos un poco más grandes que los huecos del molde y cubrir con la masa introduciendo los bordes entre las manzanas y el molde.

moldes2-sin-título-8756-Editar

6. Hacer un pequeño agujero en la masa y hornear a 200 ºC durante unos 20 min o hasta que veamos la masa dorada.

7. Sacar del horno y darle la vuelta al molde sobre una fuente, pero sin retirarlo. Esperar a que se enfríe un poco y retirar el molde.

sin-título-8769-Editar

Espero que os haya gustado y que os animéis a intentarla, hasta la próxima 😉

sin-título-8774-2-Editar

 

Fougasse de romero y tomillo

Un poquito de etimología para ir abriendo boca… La “fougasse” en un tipo de pan de origen Provenzal y que se caracteriza por su típica forma aplanada y por los variados ingredientes que se le suelen añadir justo antes de la cocción. Muchos habréis pensado ya en la “focaccia” italiana que es tal vez más conocida, pero he de deciros que las recetas son diferentes (otro día la hago). Lo que sí es cierto es que la etimología de ambas palabras es la misma y ¿a qué no sabéis que otra palabra, en este caso española, deriva de la misma raíz latina?… “hogaza”. Me diréis, con razón, que nada tiene que ver nuestra hogaza con las versiones italiana y francesa, mucho más similares entre sí. Estoy de acuerdo con vosotros y la verdad es que no he conseguido averiguar el por qué, pero la verdad es que todas tiene el mismo origen 🙂

Acabada la lección de lengua 😀 pasemos a lo bueno del asunto, la receta…

sin-título-8706-Editar

Ingredientes

500g de harina

1/2 cucharadita de sal

10 g de levadura fresca de panadero (o 5 g de levadura seca)

3 cucharadas de aceite de oliva (para la masa y algunas más para añadir posteriormente)

300 ml de agua templada

tomillo

romero

sal en escamas

sin-título-8709-Editar

Método:

1. Mezclar en un bol  la harina, la sal, las 3 cucharadas de aceite y la levadura. OJO: si se utiliza levadura seca de panadería de la que se vende en el supermercado es necesario seguir las instrucciones del paquete para activar la levadura antes de añadirla a la harina.

2. Ir añadiendo el agua a medida que se mezcla para que se vaya formando la masa y continuar amasando durante 5 o 10 minutos hasta tener una bola de masa elástica.sin-título-8715-Editar

3. Tapar el bol con un paño o un film plástico y dejar reposar en un lugar templado de la cocina y protegido de corrientes de aire durante 1 hora, hasta que la masa haya doblado su volumen.

4. Amasar de nuevo y dividir la masa para hacer varias “fougasses”. Yo hice dos bastante grandes pero con esta cantidad de masa se podrían hacer 4 medianas.

5. Aplanar con la mano hasta tener una forma más o menos como la de la foto, añadiendo de vez en cuando un chorrito de aceite de oliva. No os puedo precisar más la cantidad porque la receta original no lo ponía y yo la verdad tampoco lo medí, añadí un chorrito por una cara, aplané con las manos, le di la vuelta y añadí otro chorrito por la otra antes de seguir aplanando. Calculo que pudieron ser unas 2 o 3 cucharadas.

sin-título-8717-Editar6. Hacer tres cortes en cada lado tal y como aparece en la foto. Aquí podéis innovar :), yo las he visto con 3 cortes oblicuos en el medio, con cortes verticales,… Pero sí es cierto que esta forma es la más habitual.

7. Añadir la sal por encima, el tomillo y el romero. La cantidad es a gusto del consumidor pero os recomiendo no racanear con las especias para que realmente se aprecie el sabor.

8. Colocarlas sobre la placa del horno y dejar reposar tapadas durante 30 minutos más.

9. Hornear a 220ºC durante unos 15-20 minutos. Sacar del horno y añadir un chorro de aceite por encima.

sin-título-8723-Editar

Lo bueno de esta receta es que su versatilidad es tremenda, partiendo de la misma base y cambiando los ingredientes del punto 7 se pueden hacer un montón de variantes diferentes: de tomates secos, de aceitunas, de cebolla,… ¡A variar y a disfrutar! 😀

Regreso con un pan para chuparse los dedos :)

¡La de tiempo que hace que no publicaba una receta! …

La verdad es que no tengo perdón de Dios, he tenido el blog abandonadísimo 🙂 Pero bueno, más vale tarde que nunca y, puestos a volver, me he decidido por una receta de pan de chocolate y naranja que encontré en un blog francés: “Les petits plats de Parchouka”

Pan de chocolate y naranja 3

La mezcla de estos dos sabores me encantan y, de hecho, tengo una receta colgada en el blog de un bizcocho de  plátano, chocolate y naranja, pero en este caso el resultado es totalmente diferente. El sabor a naranja y chocolate es muy intenso (más que en el bizcocho) y la textura es totalmente la de un bollo de pan. Otra ventaja, para aquellos que tengáis que restringir el azúcar, es que casi no lleva, solamente 15 g 🙂

Visto lo bueno, pasemos a los peros…. No hay 🙂 Es fácil de hacer y el único inconveniente es que se necesita tiempo para que la masa repose.

Ingredientes:

370 g de harinaPan de chocolate y naranja 1

15 g de azúcar

1 cucharadita de salPan de chocolate y naranja 2

2 cucharadas soperas de levadura seca de panadero (o 15 g de levadura fresca)

200 ml de leche

50 g de mantequilla a temperatura ambiente

100 g de chocolate negro picado

75g de piel de naranja confitada, cortada en pequeños trozos.

Método:

1. Mezclar en un bol  la harina, el azúcar y la levadura. OJO: si se utiliza levadura de panadería de la que se vende en el supermercado es necesario seguir las instrucciones del paquete para activar la levadura antes de añadirla a la harina. Yo la primera vez me olvidé, se la añadí directamente,  como se hace con la levadura normal y tuve que tirarlo 😦

2. Disolver la sal en la leche y añadirla a lo anterior. Mezclar, si se utiliza un robot ponerlo 3 min a velocidad baja.

3. Añadir la mantequilla a temperatura ambiente (punto pomada) y mezclar durante 3 min más a velocidad media.

4. Añadir el chocolate y la piel de naranja confitada. Llegados a este punto, sacar la masa del bol y amasarla a mano hasta haber incorporado bien todos los ingredientes.

La naranja confitada es muy fácil de hacer y queda mucho más rica que comprada… Sólo necesitamos la piel de una naranja, azúcar y agua. Retiramos la máxima cantidad posible de parte blanca de la piel de la naranja, la cortamos en cuadraditos y la ponemos en una cazuela con unos 50 ml de agua y 50 g de azúcar (si el cazo es muy grande y el agua no cubre la piel de la naranja añadir más agua y más azúcar, conservando la proporción). Dejamos cocer a fuego lento hasta que reduzca el agua y la piel esté tierna.

Pan de chocolate y naranja 4

5. Hacer una bola con la masa y dejarla reposar tapada con un paño durante 1 hora en un lugar templado y lejos de corrientes de aire.

6. Al cabo de la hora, amasar para eliminar el gas, extenderla a mano en un rectángulo y doblarla en varias partes. Dividir la masa y formar 4 bolas.

7. Colocarlas en un molde, cubrir con un paño y dejar reposar y hora y media, hasta que doble su volumen.

8. Hornear a 180ºC durante unos 35 min. Desmoldar y dejar enfriar.

Pan de chocolate y naranja 5Pan de chocolate y naranja 6

¡Qué lo disfrutéis! 🙂

Las galletas más sencillas del mundo! :)

Sí, las he encontrado! 🙂

Gracias al blog de las chicas de Lost in cupcakes he descubierto una de las recetas más sencillas y ricas que he probado nunca, se trata de unas galletas de mantequilla del panadero catalán Xabier Barriga.

sin-título-4670-Editar

Preparando los ingredientes me pregunté que pasaría si añadíamos unas cucharaditas de cacao a la masa, así que lo probé y aquí os dejo el resultado: galletas de mantequilla y galletas de chocolate, más fáciles creo que imposible… y más ricas tampoco 🙂

sin-título-4664-Editar

Ingredientes (para unas 20 galletas)

Por supuesto la cantidad de galletas depende del tamaño y espesor, yo las hice de unos 6 cm de diámetro y 1/2 cm de espesor.

150 g de harina (125 g para las galletas de chocolate)

75 g de mantequilla pomada (a temperatura ambiente)

75 g de azúcar glass

60 g de leche entera

1 pizca de sal

25 g de cacao en polvo para las galletas de chocolate

sin-título-4666-Editar

Procedimiento.

1. Mezclar todos los ingredientes secos: harina, azúcar, sal (y cacao en el caso de las galletas de chocolate)

2. Añadir a la mezcla anterior la leche y la mantequilla cortada en cubos.

3. Amasar bien hasta conseguir que todos los ingredientes se integren, hacer una bola con la masa y meterla a la nevera durante unos 20 minutos (para que tome más consistencia)

4. Sacar de la nevera la masa, colocarla entre dos hojas de papel de hornear y estirar con un rodillo hasta conseguir el espesor que queramos. Esta masa no crece así que las galletas se quedarán con el espesor que les demos ahora.

5. Cortar la masa con la forma que queramos y hornear a 170ºC durante unos 15 minutos.

Listas! Creo que nunca he hecho una receta más fácil 🙂

Tarta de chocolate y café con relleno de Oreo

He de reconocer que no las tenía todas conmigo cuando decidí hacer esta tarta, eso del café no me acababa de convencer… nunca había añadido tanto a una receta y no quería que su sabor fuera el predominante.

Una vez visto el resultado creo que voy a empezar a echar café a todo lo que haga :D… al menos a todo lo que lleve chocolate, es increible como intensifica su sabor y hace que el bizcocho quede menos seco, más jugoso, vamos, todo un descubrimiento.

Bueno, no me enrollo más que ya es muy tarde y prometí que hoy colgaba la receta, que la disfrutéis…

Ingredientes:

Para el bizcocho:

240 g de harina (2 cups)

400 g de azúcar (2 cups)

95 g de cacao (1 cup)

6 g de bicarbonato sódico (1 tsp)

4 g de levadura (1 tsp)

6 g de sal (1 tsp)

2 huevos batidos

125 ml de aceite vegetal (1/2 cup)

250 ml de leche entera (1 cup)

250 ml de café caliente (1cup)

Para la buttercream:

250 ml de leche entera (1 cup)

38 g de harina (5 Tbsp)

5 ml de vainilla (1 tsp). Se puede añadir más si se quiere un sabor más intenso, a gusto del consumidor 🙂

200 g de azúcar glass (1 cup)

226 g de mantequilla (1 cup)

6 o 7 galletas Oreo machacadas (sin el relleno)

Para la cobertura:

190 ml de nata (3/4 cup)

56 g de mantequilla (1/4 cup)

150 g de chocolate para fundir (3/4 cup). He descubierto que las pepitas de chocolate son lo mejor para fundir (más vale tarde que nunca :))pero también se puede usar chocolate en tableta.

Método:

Preparación del bizcocho:

1. Precalentar el horno a 170 ºC

2. Engrasar dos moldes de unos 18 cm de diámetro y empolvar con harina o cacao (yo sólo tenía uno así que hice dos hornadas). Se podría hacer un solo bizcocho y dividirlo pero quedaría una tarta más baja.

3. En un bol grande mezclar todos los ingredientes secos: harina, azúcar, cacao, bicarbonato sódico, levadura y sal

4. En otro bol mezclar los huevos batidos, el aceite y la leche.

5. Añadir la mezcla anterior a la de ingredientes secos, batiendo hasta conseguir un resultado homogéneo.

6. Por último, añadir el café caliente y mezclar.

7. Dividir la mezcla entre los dos moldes y hornear durante unos 45 min.

8. Dejar enfriar un poco y desmoldar. Nivelar la parte superior cortando la caperuza que hayan hecho los bizcochos al crecer.

Preparación de la buttercream:

1. Disolver la harina en la leche y poner a fuego medio. Calentar, revolviendo con una varilla, hasta obtener una masa espesa.

2. Añadir el azúcar y calentar al baño María hasta que esté disuelto y dejar enfriar. Una vez frío, añadir la vainilla. La receta original añade el azúcar al final, con la mantequilla, pero haciéndolo así conseguimos que no se noten los granos.

3. Batir la mantequilla y añadir la mezcla anterior. Seguir batiendo hasta conseguir una masa homogénea.

Preparación de la cobertura:

1. Calentar la nata y la mantequilla a fuego lento.

2. Antes de que empiece a hervir, sacar del fuego, añadir el chocolate y mezclar.

Y ahora, a montar la tarta

1. Apartar 4 o 5 cucharadas de la buttercream y mezclarlas con las galletas Oreo.

2. Extender esta mezcla sobre uno de los bizcochos y tapar con el otro.

3. Usar el resto de la buttercream para cubrir la tarta. En este enlace de El rincón de Bea lo explica perfectamente, y con fotos 🙂

4. Dejar enfriar en la nevera unos 15 minutos y añadir la cobertura de chocolate.

Lista para zampar…!! 🙂

Cupcakes de plátano con buttercream de caramelo

Tener una jarra de caramelo en la alacena es una tentación… las ganas de meter el dedo son demasiado fuertes… ese color dorado… ese sabor inconfundible… esa textura…. Resumiendo, que tenía que hacer algo con él si no quería acabar con un subidón de glucosa en sangre de los que hacen historia 🙂

Así que, buscando, buscando encontré esta receta de una bloguera sueca que me encanta: Linda de Call me cupcake. Tenéis que visitar su página, las fotos son estupendas, dan ganas de ponerte a lamer la pantalla 😀

Para el bizcocho he seguido su receta, pero la buttercream la he adaptado un poquito.

Ingredientes:

(Salen unos 30 cupcakes)
Para los cupcakes:

360 g de harina (3 cups)

10 g de bicarbonato sódico (1 1/2 tsp)

4 g de levadura (3/4 tsp)

5 g de sal (3/4 tsp)

4 g de canela (1 tsp). Yo me olvidé de añadírsela 😦 … aún así están deliciosos así que con ella ni me imagino lo ricos que deben de quedar.

175 g de mantequilla

270 g de azúcar moreno (1 1/2 cup)

3 huevos grandes

6 plátanos grandes muy maduros triturados (sobre 2 cups)

190 ml de buttermilk (3/4 cup). Por esta parte de Europa no es fácil encontrar buttermilk, al menos yo no la he visto nunca, así que os doy un sustituto que nos puede servir: 190 ml de leche entera + 10 ml (3/4 Tbsp) de vinagre blanco, mezclar y dejar reposar durante unos 15 minutos

2,5 ml de extracto de vainilla (1/2 tsp)

160 g de nueces troceadas (1 cup)

Para la buttercream de caramelo:

200 g de mantequilla a temperatura ambiente

200 g de azúcar glas

125 ml de leche entera (1/2 cup)

8 cucharaditas de caramelo líquido (aprox.)

Método:

Preparación de los cupcakes:

1. Precalentar el horno a 175 ºC

2. Mezclar en un bol la harina, el bicarbonato sódico, la levadura, la sal y la canela. Tamizar la mezcla.

3. En otro bol mezclar la buttermilk, los plátanos machacados y la vainilla.

4. Batir la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla esponjosa. Añadir los huevos uno a uno y seguir batiendo.

5. Añadir los ingredientes secos (mezcla del punto 2) y los húmedos (mézcla del pundo 3) a la mezcla del punto 4 poco a poco, alternándolos y batiendo a velocidad baja.

6. Rellenas con la mezcla los moldes para cupcakes hasta aproximadamente 2/3 de su capacidad

7. Hornear a 175 ºC durante unos 20 minutos

Preparación de la buttercream de caramelo:

1. Calentar a baño María el azúcar con la leche hasta que al tocar no se noten los granos.

2. Batir la mantequilla, añadir la mezcla anterior y seguir batiendo hasta obtener una mezcla homogénea.

3. Añadir el caramelo líquido cucharada a cucharada hasta obtener el sabor y la textura deseadas.

…y ya sólo queda decorar los cupcakes con la buttercream y adornar al gusto.

Intentad hacerlos, os garantizo que el bizcocho está sencillamente delicioso. La buttercream sabe exactamente igual que los caramelos de toffee,… sí, esos que te daba rabia comer porque se te pegaban a los dientes, pero que estaban taaaan buenos que al final no te podías resistir :)… sí, lo confieso, lo que ha sobrado me lo he comido a cucharadas 😀

Caramelo líquido…

“¿Caramelo líquido?… pues vaya cosa, cualquiera sabe hacer caramelo líquido, sólo hay que calentar azúcar… no tiene ninguna ciencia”

Entiendo que ésta sea la opinión generalizada al leer el título, pero de lo que yo estoy hablando es de caramelo líquido… que sigue estando líquido a las 2 horas,… y al día siguiente,… y a la semana siguiente… 🙂 ¿a que ahora ya os he picado la curiosidad?

La forma de hacerlo es muy sencilla y a lo mejor algunos ya la conocéis, pero para mí ha sido todo un descubrimiento. Me encontré la receta por casualidad en el blog de cocina Javirecetas y he pensado que os podía interesar, así que me he puesto manos a la obra y cámara en ristre he ido “afotando” los pasos para su preparación.

Ingredientes:

200 g de azúcar

1 vaso de agua

Método:

1. Poner el agua en un cazo a hervir.

2. Poner en otro cazo de fondo grueso el azúcar a fuego medio.

3. Dejar que se vaya formando el caramelo poco a poco. Si el fuego es muy alto se puede quemar o tomar un sabor amargo.

4. Cuando todo el azúcar se haya transformado en caramelo añadir 12 cucharadas soperas del agua hirviendo y remover sin retirar del fuego hasta que esté bien mezclado. Tener mucho cuidado al añadir el agua, sobre todo la primera cucharada, porque puede saltar, usar manoplas de cocina. Cuchara metálica, nunca de plástico…se puede derretir.


5. Retirar del fuego y dejar enfriar…

Trasladar al recipiente en donde queráis guardarlo.

Si una vez enfriado, el espesor no os convence y lo queréis más líquido, sólo tenéis que ponerlo de nuevo a calentar e ir añadiendo agua hirviendo, esta vez hacedlo con una cucharilla para no pasaros.

El resultado de este proceso tan sencillo es un caramelo líquido como el que se compra en el supermercado… bueno, mejor porque lo habéis hecho vosotros :). Yo lo he utilizado últimamente para mis rollitos de canela, pero hay muchas más cosas en que emplearlo: flanes, púdines, helados,… sé de algunos que lo usan para endulzar yogures … e incluso el café 🙂