Cupcakes de castaña…

Cómo me gusta el otoño!!… La verdad es que ya llevo unos días viendo los puestos de castañas asadas por la calle y me empezaban a apetecer, así que he decidido comprarme unas poquitas en el Carrefour (a 7,90 €/ Kg 🙂 ) y me he puesto manos a la obra. Después de rebuscar por internet encontré un par de recetas que tenían buena pinta, como suelo hacer,  tomé un poquito de esta y algo de la otra y aquí tenéis el resultado…

Ninguno de mis platos me parecía lo suficientemente rústico para presentar unos cupcakes de castaña, así que al final me decidí por el reloj de la cocina 🙂

Ingredientes:

CUPCAKES.
  • 120 g de harina
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 110 g de mantequilla
  • 100 g de azúcar blanco
  • 100 g de azúcar moreno
  • 2 huevos (a temperatura ambiente)
  • 100 g de puré de castañas. Cocer 150 g de castañas peladas en 80 ml de leche unos 10 minutos, hasta que las castañas estén tiernas y triturarlas (con esto salen unos 200 g de puré)
  • 125 ml de buttermilk. Si no podéis conseguirla os doy un sustituto que nos puede servir: 125 ml de leche entera + 1/2 cucharada de vinagre blanco, mezclar y dejar reposar durante unos 15 minutos
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
 BUTTERCREAM.
  • 250 ml de leche entera
  • 40-50 g de harina (sobre unas 5 cucharadas)
  • 200 g de azúcar
  • 220 g de mantequilla
  • Chocolate de cobertura

Método:

CUPCAKES.

1. Precalentar el horno a 175ºC

2. Mezclar en un bol la harina y el bicarbonato sódico.

3. Preparar la  buttermilk y añadirle la vainilla.

4. En un bol grande batir la mantequilla, añadir el azúcar blanco y el moreno y seguir batiendo hasta conseguir una mezcla esponjosa. Añadir los huevos, uno a uno, mezclando bien uno antes de echar el siguiente. Incorporar el puré de castañas y mezclar.

5. Añadir a la mezcla anterior la mezcla del punto 2 poco a poco, alternando con la buttermilk.

6. Repartir entre los moldes de papel, llenándolos hasta unos 2/3 de su capacidad.

7. Honear durante unos 20-25 minutos.

 BUTTERCREAM.

1. Disolver la harina en la leche y poner a fuego medio. Calentar, revolviendo con una varilla, hasta obtener una masa espesa.

2. Añadir el azúcar y calentar al baño María hasta que esté disuelto y dejar enfriar. Una vez frío, añadir la vainilla

3. Batir la mantequilla y añadir la mezcla anterior. Seguir batiendo hasta conseguir una masa homogénea.

4. Untar el interior de la manga pastelera con chocolate derretido.

5. Llenar la manga con la buttercream y decorar a gusto. Esperar a que la buttercream esté fría para poder manejarla mejor.

Una sugerencia: reservar algunas castañas cocidas, deshacerlas con los dedos (no triturarlas) y añadírselas a la masa final. Es una idea que se me ocurrió cuando ya estaban en el horno y que seguro que les da aún más sabor.

A disfrutarlas… 🙂

Anuncios

Sunday breakfast and the buttercream recipe you will love…

(Go to spanish version)

When you open your eyes and the morning sun paints with this light the walls of your room…

… and when you lift the shade you find this terrace that calls you … “Come, enjoy this sunny morning” …

You can not but accept the offer and go out… with “something to eat” … 🙂

Breakfast was a piece of the pie I made for dinner we organized on Saturday at home with friends.

The recipe is the same as the chocolate cake with strawberries, but in this case instead of covering it with chocolate I made it with a buttercream that, in the opinion of the guests, was very good. It´s not the first time anyone asks me the recipe and even some people have confessed that they would eat with a spoon 🙂 … So, I decided to prepare this post to explain how you can make it, because it´s a mixture of several recipes that I’ve found over there …

The buttercream you will love. Recipe

Ingredientes:

  • 250 ml whole milk
  • 40-50 g flour (about 5 Tbsp)
  • 200 g de powdered sugar
  • 220 g de butter
  • Whatever you like… strawberries, blackberries, blueberries, raspberries,… or just some drops of vanilla essence. To make this cake I used about 300 g strawberries.

¿Qué es lo que hay en el otro plato?… Los recortes del bizcocho, mojados en leche están de vicio…:)

Method:

1. Dissolve flour in milk and place over medium heat. Stir until obtaining a thick dough.

2. Add the sugar and heat it in a bain-marie (water bath)

3. Chop the strawberries (or fruit you have chosen) and beat them. Pour into a saucepan, heat over medium heat until boiling and keep boiling for about 10 minutes. This way, some water will evaporate and the flavor of the fruit will be more concentrated.

3′ In the case of vanilla buttercream, we must allow to warm the mixture of point 2, add a teaspoon of vanilla extract (or more if we want a more intense flavor) and go to step 5.

4. Add the concentrate fruit puree to the mixture of point 2 and let cool.

5. Beat the butter and add the above mixture (warm). Continue beating until creamy and smooth.

.. and ready! … A buttercream everybody likes, which can be used with any dessert and that, besides the flavor, has other advantages:

  • You use less sugar and less butter than with the classic recipes of buttercream.
  • No eggs are used. Some recipes add egg whites but it´s an ingredient that does not give me much confidence, especially in summer.
  • The texture is very soft. The sugar melts when you heat it with milk and flour and you can not feel the grains. In the classic recipe, sugar is added directly to the butter and beat, people who know how to do this can obtain a great texture but it is not easy to get it.

Enjoy it … and if you prepare it, please come back here and tell me if you liked it 🙂

Desayuno de domingo y receta de la buttercream que enamora…

(Go to english version)

Cuando abres los ojos y el sol de la mañana pinta con esta luz las paredes de tu habitación…

… y al levantar la persiana te encuentras con esta terracita que te llama… ven, disfruta del solecito de la mañana,…

No puedes más que aceptar la oferta y salir… con “algo para picar”… 🙂

El “picoteo” (más bien desayuno) fue un trozo de la tarta que preparé para la cena que organizamos el sábado en casa con unos amigos.

La receta es la misma que la de la tarta de chocolate con fresas, pero en este caso en vez de recubrirla con chocolate lo hice con una buttercream que, a juicio de los comensales, estaba muy buena. No es la primera vez que alguien me pide la receta y hasta hay quien ha confesado que se la comería a cucharadas :)… así que dado su éxito he decidido dedicarle este post y explicaros cómo se hace, ya que realmente es la mezcla de varias recetas que me he ido encontrando por ahí…

La buttercream que enamora 🙂 Receta

Ingredientes:

  • 250 ml de leche entera
  • 40-50 g de harina (sobre unas 5 cucharadas)
  • 200 g de azúcar e polvo
  • 220 g de mantequilla
  • Ingrediente a gusto del consumidor… fresas, moras, arándanos, frambuesas,… o simplemente unas gotas de esencia de vainilla. Para la tarta de arriba yo utilicé unos 300 g de fresas.

¿Qué es lo que hay en el otro plato?… Los recortes del bizcocho, mojados en leche están de vicio…:)

Método:

1. Disolver la harina en la leche y poner a fuego medio. Calentar, revolviendo con una varilla, hasta obtener una masa espesa.

2. Pasar la mezcla anterior a un bol, añadir el azúcar y calentar al baño María hasta que esté disuelto y no se noten los granos (si usáis azúcar glas no haría falta poner al baño María porque ya se disuelve instantáneamente)

3. Trocear las fresas (o la fruta que hayamos elegido) y batirlas. Verter en un cazo, calentar a fuego medio hasta que hierva y mantener el hervor durante unos 10 minutos. Con esto conseguimos que se evapore parte del agua y que se concentre el sabor de la fruta.

En el caso de la buttercream de vainilla, hay que dejar templar la mezcla del punto 2, añadirle una cucharadita de esencia de vainilla (o más si queremos un sabor más intenso) y pasar al punto 5.

4. Añadir el puré de fruta concentrado a la mezcla del punto 2  y dejar templar.

5. Batir la mantequilla y añadir la mezcla anterior (templada). Seguir batiendo hasta conseguir una crema homogénea.

… y lista!!… Una buttercream que gusta mucho, que se puede usar con cualquier postre y que, además del sabor tiene, a mi modo de ver otras ventajas:

  • Se usa menos azúcar y menos mantequilla que en las recetas clásicas de buttercream.
  • No se usan huevos. Hay recetas que añaden claras de huevo pero a mí es un ingrediente que no me da demasiada confianza, sobre todo en verano.
  • La textura es muy suave. El azúcar se derrite al calentarlo con la leche y la harina y no se notan los granos, en la receta clásica el azúcar se añade directamente a la mantequilla y se bate, a la gente que sabe hacerla le queda una textura estupenda pero no es fácil conseguirlo.

A disfrutarla… y si la hacéis, por favor pasaros y contadme si os ha gustado 🙂